sábado, 8 de septiembre de 2012

Contraprogramar

Al mejor estilo de los Madrid - Barça o de los políticos casposos, la Generalitat ha contraprogramado el anuncio de la decisión de que finalmente la versión europea de Las Vegas se instalará en Madrid con el anuncio de una inversión parecida en Port Aventura.

Los promotores de la inversión alternativa presentada por la Generalitat son, La Caixa, que es como decir el Banco Central catalán, lo que viene todavía más a confundir la función real de las cajas en la economía actual y la sociedad de Enrique Bañuelos, famoso por haber hundido a Astroc, y de no haber tenido excesivo éxito en Brasil.

La Caixa va a poner los terrenos, eso casi es pasar activos a un banco malo, puesto que si sale mal, ya sabemos quien va a cargar con todas las deudas, y La Caixa seguro que no va a valorar los terrenos al mismo precio que el FROB. Lo que no cabe ninguna duda es que esa entidad sabe cobrar los favores.

La contrapropuesta ha sido diseñada en pocas semanas como alternativa ante la posibilidad de que, al final, Adelson no viniera a Barcelona. Como elemento motivador del electorado tiene su parte positiva, se habían generado muchas expectativas en torno al proyecto americano (y en vísperas del 11/9)  y ahora el anuncio viene a paliar el desencanto, no obstante hace falta ver como realmente será el proyecto y su viabilidad futura. 

También habrá que tener en cuenta que, por lo visto, si que aparecerá financiación para este proyecto, vinculado al turismo, y por el contrario es imposible encontrar ni un euro para proyectos a largo plazo generadores de valor añadido vinculados a sectores industriales y técnicos.

Por lo tanto, parece claro que el modelo de desarrollo que se ha elegido para Catalunya es la de ser el parque temático de europeos, chinos y rusos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario