lunes, 14 de mayo de 2012

Rosebud

Rosebud son las últimas palabras de Charles Foster Kane, trasunto creado por Welles para narrar la vida de William Randolph Hearst, multimillonario norteamericano que llegó a poseer 28 cabeceras de periódico y que, entre otras cosas, las utilizó para sus fines políticos. Sus primeras planas dictaban la opinión pública norteamericana y fue el responsable, por ejemplo, del fin del imperio español en 1898 al apoyar y promover la guerra de Cuba y ser, por lo tanto, el responsable de la pérdida de las últimas colonias españolas de ultramar.

La necesidad de vender periódicos la vemos en publicaciones actuales como Newsweek, que presenta a Obama como el primer presidente gay de los EEUU al defender el matrimonio homosexual. Obviamente una cosa es defenderlo y otra, muy distinta, practicarlo.

En nuestro país también tenemos nuestra dosis de amarillismo, aunque se desconozca por el momento el beneficiario de ciertas noticias. Así tenemos uno de los más importantes periódicos nacionales dando rango de primera noticia a un post del blog de Paul Krugman. Krugman utiliza este blog para muchas cosas, obviamente es un blog y no la revista The Economist o cualquier otra especializada publicada por una Universidad de prestigio. Son charlas coloquiales y que no tienen, lógicamente, la misma profundidad de análisis que artículos de investigación elaborados tras meses de estudio.

Pues bien, se utiliza una entrada en un blog, aunque sea el de Krugman, que lo utiliza tanto para impartir doctrina como para burlarse de sus enemigos (que no son pocos), para azotar a no sabemos quién. La noticia de que Krugman ve posible en pocas semanas la salida del Grecia del euro y un corralito en España e Italia no solamente es tendenciosa e irresponsable sino que es prácticamente constitutiva de delito de lesa patria.

¿Hasta dónde llegaremos en esta espiral de cuanto peor mejor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario