viernes, 25 de mayo de 2012

Economías yonquis

Mucho se ha hablado de las causas de la crisis siendo la facilidad de concesión de créditos por parte de las entidades financieras uno de los motivos más aducidos para explicarlo.

No obstante ser cierto, también lo es que a nadie han obligado a firmar una hipoteca. Hemos vivido una época en la que la sociedad en general ha actuado como un yonqui y el sistema financiero como un narcotraficante. Salvando las distancias, creo que la imagen es adecuada puesto que, la pérdida de capacidad adquisitiva se ha visto compensada por un mayor acceso al crédito que ha permitido mantener tasas elevadas de consumo. Este consumo, evidentemente, se ha caído cuando el camello ha dejado de suministrar la droga, en este caso el dinero fácil y barato.

En el submundo de la droga, el adicto termina mal o en una clínica de desintoxicación para quitarle la dependencia; el camello termina, por lo menos en las películas, mal o en la carcel.

Quizás es aquí dónde el guión se aparta en la vida real, en nuestro caso el camello se va de rositas, con millones de euros en indemnizaciones y con un nuevo puesto de trabajo esperando a la vuelta de la esquina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario