jueves, 19 de abril de 2012

La nada

Voy caminando por las calles de mi ciudad y observo, deprimido, como la nada se extiende cada vez más.
Comercios, bares, restaurantes cierran uno tras otro sin solución de continuidad.
Es cierto que abren nuevos establecimientos comerciales. Seis meses. Es lo que duran.
Me da la impresión que se están quemando enormes cantidades de esfuerzos y recursos continuamente, sin ningún objetivo, sin ninguna continuidad, sin ningún futuro.
Desgraciadamente sólo con el sector terciario no vamos a salir adelante y me temo que, actualmente, no hay ninguna industria que sustituya a la construcción, por lo que, el deterioro será lento y cruel. Que lástima.

1 comentario:

  1. Pues no te des una vuelta por loa polígonos industriales. Hace ya dos o tres años que dan pena.

    ResponderEliminar