viernes, 2 de marzo de 2012

Barcelona portada del NY Times

Bueno, parece que lo hemos conseguido de nuevo, Barcelona en primera plana de los periódicos mundiales, pero no por celebrar durante estos días uno de los más importantes Congresos relacionados con las nuevas tecnologías ni por el impacto que ese evento tiene en la economía local, no, una vez más somos noticias por los disturbios generados por una banda de energúmenos, que amparados en la masa se dedican al terrorismo urbano con el beneplácito de todo el mundo.

Todo el mundo debería ser consciente que la foto, sus protagonistas, no dejan de ser, pese a la violencia que encierran, meros guiñoles de una burla mucho más elaborada.

A una parte, a la masa indignada, se les suben unas tasas por estudiar una carrera universitaria. En España, la ignorancia nos lleva a desear que todo el mundo tenga una carrera universitaria, en 60 años hemos pasado de ser todos analfabetos a ser todos bachilleres pugnando por ser funcionarios o a nutrir de profesionales preparados las empresas de fuera de nuestro país, es lo que se llama una buena inversión.

Además se pretende que el ascenso social lo pague el Estado, es decir, todos. Podría parecer redistributivo, pero no, una vez más equivocamos el foco, lo redistributivo es permitir que los excelentes alcancen los más altos niveles de conocimiento, el resto, si quiere, que pague. Es decir, más becas y el resto a pagar el coste real de la enseñanza. Vivimos en un país en el que la clase media y media alta envía a sus hijos a la escuela concertada, a las buenas escuelas privadas gracias a que el resto les pagamos una parte. Que cada palo aguante su vela, quien pueda pagar escuelas privadas que las pague y quien no, a la pública.

Pero claro, estamos en el país de las medias soluciones, como no podemos hacer una ley de financiación local permitimos que los ayuntamientos se financien vendiendo suelo y urbanizando el municipio, como no podemos pagar las necesarias plazas públicas de educación, subvencionamos a las privadas.

Que buenos negocios se hacen con el dinero de los demás. Casi que prefiero el modelo americano, será más injusto en algunos aspectos, pero al final, prevalece en mayor medida el esfuerzo y la constancia en el trabajo como verdadero redistribuidor de la renta, lo otro son fotos de portada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario