miércoles, 8 de febrero de 2012

Cánovas

He estado a punto de juntar en el titular al actual Ministro de Educación, Wert, con Cánovas, pero me ha parecido un tanto excesivo. Viene a cuento por la decisión, fulminante, de derogar un temario para opositores, en reminiscencia histórica de cuando canovistas y sagasistas, allá por 1885, se repartían por turnos el poder. Provocando una salida y entrada masiva de funcionarios en función del color político del partido en el gobierno. Como se puede observar nada diferente de lo que vivimos hoy en día.
El estilo lo dice todo, derogar a toque de BOE en una democracia constitucional suena un poco extraño, sobre todo porqué lo derogado data del 18 de noviembre pasado y sustituye, en muchos casos, a textos de principios de los años 90, por lo que alguna renovación se le presumía. A las críticas a la ministrada que afecta a miles de opositores que ya han pagado unos materiales nuevos y clases de preparación y que ya habían empezado a estudiar los nuevos materiales, el ministro se escuda en que "los opositores llevan muy poco tiempo estudiando los contenidos nuevos, incluso si estudiaron durante las "vacaciones de Navidad"". Un poema.
Nada que ver con la tradición francesa, alemana o inglesa de funcionarios de carrera formados en escuelas de élite para que sirvan al Estado y no para que ellos se sirvan de él.
En fin recordar que el período conocido como la Restauración también fue abundante en otra figura recurrente en nuestra geografía: "el cacique".

1 comentario: