martes, 28 de febrero de 2012

Instituciones y pedagogía

La semana pasada tuve ocasión de visitar el edificio de las Cortes y quisiera explicar la experiencia.

Avanzar que no es el primer parlamento que visito y que, por lo tanto, puedo realizar alguna comparación.

La aproximación a la visita no deja de ser pintoresca: se ha de hacer una cola en el muro exterior del recinto, la visita se inicia a las 10,30 y termina a las 12,30, no hay ningún servicio exterior que planifique las visitas por lo que queda en manos de la seguridad exterior del edificio a cargo de la Policía Nacional, evidentemente, de ciudadanos que visitan el templo de la democracia español pasamos a ser una cuestión de orden público autogestionada. Ni que decir tiene que hay que tener suerte con la meteorología, puesto que para las inclemencias no hay resguardo. La impresión general es que, hasta ese momento, éramos pura molestia.

Al cabo de un rato, la policía se entretuvo en realizar conteos puesto que le pareció que habría ciudadanos que ya no entrarían, por lo que se les indicó (al cabo de hora y media de cola) que ya no hacia falta que aguardaran más. Nada que decir a la actitud de la Policía puesto que, insisto, esa no es su función.

Una vez dentro del edificio y tras dejar nuestro DNI en la puerta, el cual nos fue devuelto en el interior al más rancio estilo cuartelero de "pasar la lista" nombrándonos en voz alta en público (la LOPD tendría algo que decir al respecto), una funcionaria nos introdujo en los arcanos de la institución.

Si alguien guardaba alguna esperanza de que la visita sería utilizada para "vender" institución, relatando alguna cronología, una situación, un marco histórico, el funcionamiento, que se hacía o cualquier otro elemento que sirviera para que los allí presentes saliesen convencidos de que los parlamentarios, además de poder admirar las alfombras de la Real Casa, realizaban algún otro tipo de labor, fue vano.

Las explicaciones pasaron por el material de que estaba hecha la mesa del Salón de los Pasos Perdidos (un lugar dónde se encuentran los parlamentarios para hablar, sic) o el reloj astronómico de otro "despacho" adyacente al salón de plenos.

La funcionaria, con su afectada desgana, nos explicó, ya una vez dentro del salón del pleno, la disposición de los diputados, del gobierno y, por fin, el evento más deseado (por lo visto), dónde estaban los balazos de Tejero.

Es una pena que no se aprovechen este tipo de visitas para vender institución y concepto de estado, sobre todo cuando ves en otros países como cuidan estos aspectos, con guías preparadas, explicaciones sobre el alcance político y el funcionamiento de la institución e incluso tienda de souvenirs para alargar el efecto positivo de la visita con algún recuerdo.

Miento, nos llevamos uno, a la salida nos regalaron una bonita bolsa de la compra plegable con el logo del Parlamento.

martes, 21 de febrero de 2012

El déficit solucionado

El presidente de la Comisión de Economía y Política Financiera de la CEOE, José Luís Feito, ha encontrado el remedio del déficit, dado que la partida de los subsidios al desempleo es de las más importantes. Hay que reconocer que la medida podría llevarle, sin ningún género de dudas, a competir por el mismísimo premio Nobel de Economía.

Se trata de que, cualquier parado que rechace una propuesta de empleo le sea automáticamente retirado el derecho al cobro del subsidio de desempleo. Aunque, según sus palabras textuales, el empleo esté situado en Laponia.

La hipótesis de partida es que los parados son unos vagos que prefieren estar en sus casas a trabajar, prefieren haraganear y cobrar un subsidio que colaborar con el progreso del país, prefieren que les mantengan con una limosna que ganarse el sueldo a base de esfuerzo.

Personalmente creo que la gran mayoría de parados de este país, primero no lo es por voluntad propia y segundo, el rechazo a un empleo se puede dar en momentos en que hay empleo y el parado sabe que si espera un poco más puede encontrar una colocación en mejores condiciones que la que le ofrecen. No creo que estemos en esta situación y todo parado sabe que, o coge lo que le llega, sea lo que sea, o no habrá una segunda oportunidad.

La verborrea y la falta de sensibilidad parece que se ha instalado en determinados sectores de la patronal, sin darse cuenta que en estos momentos hay mucha gente que lo pasa mal y no son los directamente responsables de que eso suceda.

Afirmar que hay que aceptar un empleo aunque sea en Laponia demuestra que no se conoce al trabajador de nuestro país, hace pocos días vimos un reportaje sobre el fracaso de muchos españoles que se han ido a buscar trabajo a Noruega y viven de la caridad. No creo que sea un problema de voluntad es un problema de que no hay trabajo.

De todas formas la medida tiene su gracia, resuelve el problema de forma definitiva, a los parados de Gerona se les ofrece un puesto de trabajo en Huelva, a los de A Coruña en Murcia, a los de Madrid a Canarias, a los ingenieros trabajo de albañil y a los albañiles trabajo de piloto y así sucesivamente, seguro que el déficit se reduce aunque el paro no.

jueves, 16 de febrero de 2012

Eje mediterráneo y carnaval

No debe ser producto de la casualidad que una de las ministras que más presupuesto maneja se haya dejado caer por Barcelona durante la semana del Carnaval.

El carnaval es el período lúdico que anticipa la Cuaresma, fechas en las que los cristianos se tomaban un duro período de reflexión y penitencia antes de la Semana de pasión.

El carnaval proviene seguramente de fiestas paganas como las fiestas dionisíacas griegas o las Bacanales romanas. Vamos unas fiestas donde te explayas a gusto.

Pues bien, en este sano ambiente, hemos tenido la visita de la Sra. Pastor, que ante el cúmulo de accidentes en la red ferroviaria de cercanías en Barcelona, ha venido con su cuerno de la abundancia antes del "Mardi gras" y nos ha ofrecido, ubérrima, un montón de inversiones (sobre el papel) para desatascar el retraso endémico de la red ferroviaria en Catalunya. Entre otros aspectos también vino a reafirmar el interés gubernamental en promover el eje mediterráneo, estructura de vital importancia, no sólo para España, sino para toda Europa, puesto que supondría enlazar mediante una vía de comunicación de alta capacidad el norte de África a través de Marruecos con el norte de Europa.

Hasta aquí nada anormal, el problema ha saltado en seguida que la ministra se ha quitado la máscara para afirmar, satisfecha, que el gobierno central apoyaría de forma prioritaria la construcción de la infraestructura ferroviaria, pero que en vez de utilizar el paso natural del Mediterráneo, que además incluye los puertos españoles más importantes desde el punto de vista de actividad comercial, Valencia, Tarragona y Barcelona, apoyaría de forma prioritaria hacer pasar el eje por Madrid para luego atravesar los Pirineos. El paso de los Pirineos se realizaría a través de un túnel de nueva construcción de más de 40 km de largo y presupuestado (ahora) en más de 6.000 millones de euros.

El problema no es, como ha dicho la ministra, que en otros lugares de España también tienen derecho a ser prioritarios, por que esa experiencia ya la hemos vivido con el AVE al que hemos confundido con el Metro. Se trata de realizar racionalmente las inversiones necesarias para dinamizar el país y ser competitivos. Hacer pasar el tren por el centro de España no es una decisión eficiente y Bruselas, ya la descartó el año pasado.

Lo único que conseguimos con estas estupideces es que los grandes proyectos vayan a parar siempre a los que tienen las ideas claras y se entretienen menos con intentar agradar a todo el mundo. Al final siempre es una cuestión de liderazgo que, como en años anteriores, se echa en falta muchísimo en estos momentos.

viernes, 10 de febrero de 2012

Despido

Bueno, ya está. Se ha abaratado el despido. Ahora a crear empleo. Ya no hay excusas.

Tampoco las había antes. De hecho, nuevos trabajadores cubiertos con la garantía de 45 días, en la actualidad, prácticamente no existían. A los que están contratados, a partir de la publicación en el BOE, les va a perjudicar, hasta ese momento valdrán los 45.

No hay duda que la dualidad del mercado de trabajo español es una rigidez (o era) y que eso impedía la contratación fija y propiciaba el encadenamiento de contratos temporales. Pero las medidas tomadas hoy no van a rebajar la tasa de paro, ni siquiera van a impedir que continúe empeorando. Es una medida a largo plazo y por ahora, y durante mucho tiempo, no se verán resultados.

Pero es mediática. Ya se vio a Guindos escenificando ante las cámaras su "petit comité". Por favor.

El paro se reduce con crecimiento y en España, históricamente, son necesarios 2 puntos de crecimiento del PIB para reducir un punto el desempleo. Hagan cuentas, el 25% de paro significa...... ufff.

El otro elemento para reducir el desempleo es competitividad y como no vamos a competir con las economías emergentes (ni con los alemanes si cobran a 1€ la hora) vamos a tener que hacerlo, invirtiendo en I+D+i, es decir en conocimiento. Pero, siempre hay un pero, sino invertimos cuando se podía, ¿lo vamos a hacer ahora? No, ahora recortamos el gasto y despedimos. Siempre con medidas procíclicas. ¿Cuándo aprenderemos?

miércoles, 8 de febrero de 2012

Cánovas

He estado a punto de juntar en el titular al actual Ministro de Educación, Wert, con Cánovas, pero me ha parecido un tanto excesivo. Viene a cuento por la decisión, fulminante, de derogar un temario para opositores, en reminiscencia histórica de cuando canovistas y sagasistas, allá por 1885, se repartían por turnos el poder. Provocando una salida y entrada masiva de funcionarios en función del color político del partido en el gobierno. Como se puede observar nada diferente de lo que vivimos hoy en día.
El estilo lo dice todo, derogar a toque de BOE en una democracia constitucional suena un poco extraño, sobre todo porqué lo derogado data del 18 de noviembre pasado y sustituye, en muchos casos, a textos de principios de los años 90, por lo que alguna renovación se le presumía. A las críticas a la ministrada que afecta a miles de opositores que ya han pagado unos materiales nuevos y clases de preparación y que ya habían empezado a estudiar los nuevos materiales, el ministro se escuda en que "los opositores llevan muy poco tiempo estudiando los contenidos nuevos, incluso si estudiaron durante las "vacaciones de Navidad"". Un poema.
Nada que ver con la tradición francesa, alemana o inglesa de funcionarios de carrera formados en escuelas de élite para que sirvan al Estado y no para que ellos se sirvan de él.
En fin recordar que el período conocido como la Restauración también fue abundante en otra figura recurrente en nuestra geografía: "el cacique".

martes, 7 de febrero de 2012

Don Fabián

Hoy he leído el artículo póstumo del profesor Estapé y quisiera compartirlo. Probablemente no es su mejor artículo pero si que demuestra, una vez más, que la ironía, la rigurosidad intelectual y la independencia de criterio de la que siempre había hecho gala, no le habían abandonado y seguía estando tan "fino" como siempre.
Recuerdo con nostalgia las clases magistrales que tuve la ocasión de disfrutar en la facultad de Económicas: su facultad. Sus profundos conocimientos económicos y su personalidad hacían que fueran un verdadero goce intelectual, el conocimiento enciclopédico, el humanismo y la bonhomía de la que hacía gala han sido un referente intelectual para muchos de nosotros.
Un recuerdo emocionado.

sábado, 4 de febrero de 2012

Concurso de liquidadores

La última quiebra en España de nuevo demuestra que el concurso de acreedores no es otra cosa que un concurso de liquidación.
Mientras en otros países es un instrumento para que las empresas tengan un período de tiempo a salvo de las exigencias de los acreedores y puedan renegociar con éxito un plan de viabilidad, véase el reciente caso de American Airlines o el de Delta Airlines que presento el "chapter 11" en setiembre de 2005, por poner un par de ejemplos en el sector, aquí en España el concurso de acreedores sólo ha servido para la liquidación ordenada de la empresa, de hecho es el fin último de la gran mayoría de empresas que utilizan ese procedimiento (Air Madrid, Air Comet).
La regulación concursal, pese a que se ha reformado recientemente, busca más salvaguardar los derechos de los acreedores que la viabilidad de la empresa, algo mucho más complicado, tanto para la gran mayoría de "administradores concursales" de formación básicamente jurídica, el de Spanair ha ido a "tocar" a un bufete de abogados curiosamente controlado por el Grupo Gispert relacionado con la presidenta del Parlament de Catalunya, como para los gestores de las empresas que buscan, como parece ser en este caso, tirar la toalla tras fallar el recurso al que se han ido acogiendo durante los últimos tiempos, el maná institucional.
La otra gran diferencia con las suspensiones de pagos que han podido recuperar la viabilidad económica es que se presentan de forma prudencial bastante antes de que la caja quede completamente seca, porque entonces ya si que es imposible la marcha atrás.
Es una lástima que un instrumento que en otras latitudes sirve para reflotar empresas en crisis, algo que no es ajeno a la normal actividad empresarial, aquí se convierta en un mero trámite administrativo para cerrar una nueva empresa más.