jueves, 15 de diciembre de 2011

Ratings

Europa ya vivió durante la Edad Media el azote de la Inquisición, fueron tiempos de persecución religiosa en las que probar que no se estaba endemoniado era una empresa difícil, toda vez que se tenía que sobrevivir a los "juicios de Dios", torturas mediante las cuales sólo era posible salvarse gracias a la intervención divina, dado que era materialmente imposible salvarse.

Algo parecido nos pasa en la actualidad, los países no pueden salvarse de los tribunales de la inquisición organizados por las agencias de rating.

Hoy mismo, el gobernador del Banco de Francia, que a su vez es miembro del BCE, ha puesto una vez más en tela de juicio la objetividad de las susodichas agencias ante las nuevas amenazas que han anunciado a bombo y platillo. Amenazas que, curiosamente, arrecian más justo antes de las cumbres y tras los pactos que en ellas se establecen.

Se encargan continuamente de sabotear cualquier avance, por mínimo que sea, poniendo todo en duda. También afirma que las agencias tienen cierto sesgo puesto que se "olvidan" que el Reino Unido está probablemente peor que sus ex-homólogos europeos (el Reino Unido ya no es Europa).

Esta tarde también S&P ha rebajado el rating a 10 entidades financieras españolas, entre ellas CaixaBank, Sabadell y el Popular.

No contenta con la rebaja ya ha avisado que en las próximas cuatro semanas puede volverles a rebajar la calificación.

¿Qué habrá cambiado en 4 semanas? ¿Porqué este goteo? ¿Qué saben o qué no saben?

La siguiente tabla representa la probabilidad histórica de default (quiebra) en función del rating asignado.

Como se puede ver se trata de bonos corporativos y municipales. El nivel de "apto para la inversión" se pierde por debajo de BBB.

El rating asignado a CaixaBank es A que según S&P le asigna un porcentaje de quiebra del 3%.

Es importante destacar que en el peor de los casos, el porcentaje de default de los activos especulativos, los bonos basura, es del 42,35%. Menos de la mitad, por lo que no se acaba de entender el pánico que genera cualquier recalificación excepto que el problema resida en que nada parece cuadrar.

Cumulative Historic Default Rates (in percent)
Rating categoriesMoody'sS&P
MunicipalCorporateMunicipalCorporate
Aaa/AAA0.000.520.000.60
Aa/AA0.060.520.001.50
A/A0.031.290.232.91
Baa/BBB0.134.640.3210.29
Ba/BB2.6519.121.7429.93
B/B11.8643.348.4853.72
Caa-C/CCC-C16.5869.1844.8169.19
Investment Grade0.072.090.204.14
Non-Invest Grade4.2931.377.3742.35
All0.109.700.2912.98

Un último dato, estas son las probabilidades de los bonos emitidos por entidades municipales y empresas, que efectivamente han tenido históricamente experiencias de default. En el caso de países, ¿hay que asignar la misma probabilidad o es todavía más pequeña?

De España estaríamos hablando (AA-) de una probabilidad de default menor del 1,50%. ¿Explica esta probabilidad el spread que se paga en relación al bono alemán?.

4 comentarios:

  1. Saludos Cordiales Martí, (ya podrás investigar como he llegado aquí...)

    De todo lo que cuentas, me ha hecho reflexionar en la relación de calificar a dar Probabilidad de...

    ...y en concreto en la facilidad con que se determina que el "suceso quiebra" pueda darse, sea en una entidad en un País Soberano o en la más Autónoma de nuestras comunidades...

    Entiendo que el Suceso no deja de ser un caso favorable de entre los posibles (aunque tendíamos que expresarlo como el no-favorable al suceso "quiebra") Es entonces cuando el tema me hace reflexionar un poco más...¿cómo podemos llegar a plantear ese suceso? ¿qué escenarios deberían darse para que tal entidad ej.CaixaBank entrara en quiebra? ¿Serían unos escenarios internos? ¿externos? ... Creo que cuando alguien enuncia la probabilidad de que ocurra algo tendría que describir el recorrido de esa variable...(las favorables/o desfaborables) situaciones para que ese hecho ocurriera...

    No sé, parece que el riesgo de quiebra de según que entidades o países equivale a decir Tsunami, atentado, guerra, desolación... Si es así no se si al inversor le preocupará mucho la salud del "bono" ... ¿crees que se contemplan esos escenarios a la hora de calificar?

    Un saludo,

    Aún te diría algo más pero sonaría a elucubraciones, perdón, especulaciones...

    ResponderEliminar
  2. ...perdona Martí sigo siendo yo, especulando.

    Dígamos que una de esas entidades Lanza un Bono al mercado y para hacer atractiva su comercialización publicita sus AA- que suenan a medallas merecidas por esa Agencia... Se inscribe en la CMNV para que los inversores estén protegidos de información y rigor, de información del Bono, su rentabilidad, su vencimiento y esas cosas...

    Durante ese periodo de comercialización, llegan los chicos de Standard y le rebajan una de esas A al Emisor del bono...¿No sería justo ya que el riesgo de quiebra ha aumentado, que dicha entidad rectificara aumentando la rentabilidad del bono que ofrece? ¿la CMNV no tendría que realizar una advertencia?

    De nuevo un saludo...

    ResponderEliminar
  3. Si claro que se contemplan. Se les asigna una probabilidad de ocurrencia en base a modelos históricos. Es precisamente la incorporación de estas variables lo que hace perverso al modelo pues se convierte en procíclico, cuando las cosas van bien, el modelo se autoalimenta de buenas noticias y cuando mal, ya lo estamos viendo. Las agencias incorporan las estimaciones de crecimiento en sus modelos, que debido a las políticas de reducción del gasto, son políticas contractivas, lo que reduce el crecimiento, sin crecimiento no se pueden generar ingresos impositivos que reduzcan la deuda y por lo tanto se hace más probable que en el límite se impague. Ello eleva la prima de riesgo y los intereses, se han dedicar mayores recursos al pago de intereses que a la devolución del principal por lo que se acaba cumpliendo que no se reduce la deuda, lo que provoca una nueva recalificación y así sucesivamente en un circulo vicioso.
    Respecto a la posibilidad de modificación del rating durante el periodo de comercialización, decir que las empresas deben cumplir unos requisitos en función del tipo de inversor al que se dirijan. En el caso de dirigirse a inversores privados, deben presentar un folleto en la CNMV. El rating le permite a la empresa financiarse a mejor precio sea cual sea este, puesto que siempre es preferible una emisión con rating que sin. Si durante la comercialización se produce una modificación del rating asignado es un hecho

    ResponderEliminar
  4. relevante que debe ser comunicado a la CNMV y a los inversores.
    La CNMV acostumbra a realizar advertencias, el caso más reciente es el de Nueva Rumasa, que se advirtió por activa y por pasiva su carácter arriesgado. Lo que no puede hacer la CNMV es, si está dentro de la legalidad, impedir que una empresa salga a financiarse al mercado.

    ResponderEliminar