miércoles, 28 de diciembre de 2011

Mercados eficientes

Hace ya bastante tiempo que los mercados financieros han dejado de ser mercados eficientes, para serlo deberían contar con una serie de elementos imprescindibles, como son la participación de un importante número de compradores y vendedores, información accesible para todo el mundo y ciertas condiciones de igualdad en el acceso a los mercados, así como una regulación eficiente que impida los conflictos de intereses.

Respecto a la cantidad de compradores y vendedores se ha ido observando una progresiva profesionalización, lo que significa una importante reducción del número de inversores independientes y como compensación su sustitución por una élite de gestores. Los fondos de inversión, entre ellos los hedge funds, son los actuales principales actores de la función bursátil.

Respecto a la información nunca ha sido tan sencillo acceder a ella y nunca ha sido tan complicado también, desbrozar el polvo de la paja, no hemos logrado una mejor información solo más ruido. Algo parecido a lo que sucede en las televisiones, la aparición de más canales no ha mejorado el nivel sólo ha aumentado el griterío.

En relación a la igualdad de acceso, los cada día más numerosos programas de trading automático (HFT) ajustan las tendencias a voluntad, generando volatilidad donde no la hay para que sus órdenes, ingentes en cantidad y veloces en la ejecución, puesto que son máquinas quienes las disparan, saquen el máximo provecho posible de dónde no hay nada. Por lo que, el común de los mortales no tiene nada que hacer al respecto, es imposible seguir una tendencia puesto que son fabricadas a medida de las máquinas.

Esto último no sería tan sencillo si existiera volumen de fondo, pero como se ha expulsado al pequeño y mediano inversor, el juego se establece entre las mesas de los grandes brokers y gestores internacionales que poseen la capacidad técnica y financiera para poder hacerlo.

Respecto a la legislación, ¿qué decir?, el colapso del 2007 pareció que impulsaba medidas al respecto, pero una vez más todo ha quedado en agua de borrajas, el sector siempre va por delante del legislador, es más rápido en el ajuste y además paga mucho mejor.

Hoy el Ibex ha caído un 2%, sin motivo aparente, excepto que se le haga caso a un posible nuevo conflicto bélico, esta vez con Irán.

El año ha terminado y la rentabilidad de las carteras y fondos no va a mejorar en estos cuatro días que quedan: para que malgastar en este año.

Las grandes manos siempre se han aprovechado de su posición de privilegio, pero ahora sinceramente se están pasando, ahora simplemente juegan con las cartas marcadas.

2 comentarios:

  1. Buen resumen de la situacion.
    Solo anadir que conozco mas de un hedge fund al que le han dado duro y mas de un banquero que se ha pillado las manos, con lo que no tengo tan claro quien maneja el cotarro o si el cotarro se maneja solo y que lo unico que podemos hacer es buscar desesperadamente donde esta la pinche marca en la carta. Eso o que nos contrate un banco central.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es un juego de suma cero, si hay HF que gana es porque otros pierden. Los que hemos desaparecido somos el resto. Es un juego de pistoleros.

    ResponderEliminar