sábado, 31 de diciembre de 2011

First strike


Durante la guerra fría se denominaba "First strike" al primer golpe en un hipotético enfrentamiento nuclear que debido a su potencia demoledora dejaba prácticamente sin capacidad de respuesta al enemigo.

Dentro de las estrategias de Destrucción Mutua Asegurada (MAD en inglés) es probablemente la que más enfatiza la escalada en el número de armas nucleares puesto que sólo teniendo un considerable número de vectores, se consigue mantener cierta capacidad de respuesta para un "Second Strike".

Ayer tuvimos un "First Strike" económico en España. La batería de medidas tomadas por el recién nombrado Consejo de Ministros de Rajoy deja pocas dudas de su carácter. Pensado para demoler la moral de la clase media española (la que aporta cerca de dos tercios del esfuerzo), advirtiendo de que sólo es el "inicio de los inicios" (es penoso el uso de frases de estilo bíblico para advertir del pseudo Apocalipsis que está por venir), despeja las pocas dudas que se tenían de que las campañas electorales son puramente propagandísticas.

En prensa y televisión no se puede anunciar un producto que tenga un uso distinto al anunciado o que contenga elementos diferentes a los que figuran en la explicación. Te multan por publicidad engañosa. En cambio, los partidos políticos juegan, todos sin excepción, a prometer el paraíso y ofrecer en cambio, como mínimo, el purgatorio.

Nadie dudaba de que eran necesarias mayores medidas de control del déficit, pero esperábamos otras. Las que han anunciado de momento son más de lo mismo, para esto no hacía falta cambiar de gobierno.

De su lectura directa sólo cabe decir que prolongarán la recesión y tendrán nulos efectos en el desempleo a corto plazo, perjudicarán al consumo privado y reducirán la inversión.

Se han empeñado en darnos un purgante de caballo para curarnos la indigestión. Están empleando armas nucleares y quizás no se han enterado de que ya Von Neumann predijo que los conflictos con armas atómicas se resumían en la ecuación 1 + 1 = 0.


Feliz año 2012 (pese a todo).

1 comentario:

  1. No puedo estar más de acuerdo, han tardado 3 dias en decir diego.No vuelvo a votar a ningúno de los dos grandes partidos

    ResponderEliminar