jueves, 1 de diciembre de 2011

Estrategias financieras

La política británica, no lo hemos de olvidar, esta regida por sus propios intereses. Sólo están en la UE para obtener beneficios y ni por un momento han pensado que deban apoyar a ningún movimiento que afiance un contrapeso económico que les dispute su papel en el orden geoestratégico.

El Reino Unido tras la IIGM pasó a ser una potencia de segundo orden, eclipsada por el poderío de EEUU. Tras la gestación de la UEM, pasaba a tener un papel incluso menor.

No es de extrañar que, pese a los cantos de sirena (propios de gente que vive en una isla) que apoyan una Europa más unida, sus intereses vayan en otro sentido.

La City ya tuvo que disputar la primacía de plaza financiera con Frankfurt, y ya estamos viendo como se está escribiendo el desenlace. Es en la City dónde se realizan la gran mayoría de operaciones nominadas en euros, a pesar de contar con otra divisa, es en Londres dónde están la gran mayoría de instituciones financieras que, en los últimos meses apuestan descaradamente por el hundimiento de la zona euro, es en la City dónde se han confeccionado la gran mayoría de activos tóxicos que han inundado las salas de tesorería europeas, es en la City dónde se negocian la gran mayoría de CDS que ponen en jaque a la estabilidad de la eurozona, es en la City dónde se concentran los loobies de comunicación que constantemente enfocan hacia Europa para resaltar lo mal que estamos y que esconden lo peor que están ellos.

La última piedra la ha colocado el Banco de Inglaterra, a juzgar por las noticias aparecidas, está preparándose para una quiebra del euro, eso, para mí, no es jugar limpio.

1 comentario: