miércoles, 23 de noviembre de 2011

Igualdad de oportunidades

Pertenezco a un grupo de Linkedin formado por trabajadores "between jobs" de más de 45 años. Como sabréis la estructura del paro en España está dualizada desde el punto de vista de la edad. Hay mucho paro entre la población joven y sin experiencia laboral previa y también en el otro extremo, en el de la población senior con mucha experiencia.

En el mencionado grupo ha cristalizado la indignación (palabra de moda donde las haya) en forma de carta que se va a dirigir a la opinión pública, el objetivo es dar a conocer una situación extremadamente grave: un colectivo muy importante de personas se ve postergado en los procesos de selección por un elemento subjetivo: la edad.

El colectivo está constituido, en su mayoría, por directivos y ejecutivos que no han sido despedidos por causas objetivas sino dentro de procesos de ajuste globales, muchas empresas aprovechan las crisis para adelgazar las plantillas y reducir los costes salariales. La situación del colectivo es delicada puesto que está formado por profesionales altamente cualificados, que se han formado durante su carrera, la mayoría domina varios idiomas, tiene experiencia internacional y ha sufrido en sus carnes con anterioridad las vicisitudes de una crisis por lo que, como mínimo, tiene experiencia en afrontar situaciones como la actual, que aunque más virulenta, presenta los elementos comunes a toda crisis sistémica.

El colectivo se siente, nos sentimos, infrautilizado, un recurso puesto en barbecho y que, a que dure un par de años más la crisis, va a ser irrecuperable.
Una generación entera de individuos que han confiado en el contrato social mediante el cual la sociedad les iba a corresponder por el esfuerzo realizado, permitiéndoles ganarse el pan con el sudor de su frente y que ahora les aparta como un alimento caducado, ni eso por cuanto la UE va a prolongar la fecha de caducidad de los alimentos.

Se quieren cambiar ciertos estereotipos en relación a la edad que relacionan directamente el no tener 30 años con estar alejado de las innovaciones tecnológicas, cuando la realidad demuestra lo contrario, todos están en una red social como mínimo y dominan a la perfección el entorno tecnológico (nacimos con el Spectrum, crecimos programando en DOS y COBOL, sufrimos con el windows y gozamos con la herencia de Jobs), pero la sociedad nos ha encuadrado dentro de una imagen que corresponde a la de los señores mayores de hace 50 años, no a nuestra generación actual.

Protagonizamos el cambio político, cultural y social de la España moderna y nos sentimos apartados de la sociedad, no queremos compasión sino que se nos trate con igualdad, sin prejuicios y que no se nos rechace simplemente por qué al junior del head hunter le parecemos demasiado canosos para la imagen corporativa de la compañía.

Dentro de unos pocos años, la gran mayoría de la población española tendrá más de 45 años, ¿las campañas de marketing continuarán dirigiéndose a un público joven y guapo que va a ser una minoría? ¿quién va a comprar esos productos?

Os dejo la carta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario