lunes, 18 de abril de 2011

Semana santa

Obviamente que mejor momento que la semana santa para desatar el infierno en los mercados. De pronto todo son malas noticias: las agencias de rating se han propuesto lanzar todo su potencial bajista en una época en la que los volúmenes se reducen, los traders seniors están de vacaciones y los inversores se ocupan de asuntos menos terrenales. Que mejor momento que éste para lanzar rumores sobre Grecia, rebajar dos peldaños la deuda irlandesa y modificar la expectativa de la deuda norteamericana de estable a negativa. ¿Alguien le debía un favor a Gross? Se puso corto de deuda USA hace escasas fechas. Qué clarividente. En serio ¿nos tenemos que creer toda esta sarta de malas noticias redundantes?. ¿A quién favorecen? ¿Quién está detrás?. Ah¡¡ y los 4 finlandeses asustando al personal amenazando con boicotear el plan de rescate de Portugal. Si se quieren ir del euro no pasa nada. Adiós y uno menos. ¿Nos habremos vuelto locos todos? De verdad alguien piensa que las dinámicas perder/ganar van a alguna parte. En fin, esperaremos que pase, solo faltaría que, como ya apunta la gacetilla electrónica "El Economista" el sol lanzara una tormenta solar devastadora. Es fantástico, entre las agencias y los medios de información que tenemos no nos podemos quejar.