lunes, 7 de junio de 2010

Make my day

Los mercados andan hechos unos zorros, y los operadores van en plan "Harry", disparando a todo el que se mueve. No parece que haya demasiada lógica en los movimientos de las últimas sesiones, salvo que todo el mundo haya llegado al convencimiento que no hay solución, que la única alegría del día (make my day) sea la de esparcir el ahorro de los inversores en este mar de volatilidad.
Leo en un artículo que Fidelity cree que las medidas para reducir el déficit van a provocar que las economías más débiles no salgan de la recesión. Elemental Dr. Watson, los objetivos de crecimiento, reducción del paro y el de reducción del déficit en un ambiente recesivo y sin autonomía monetaria son antitéticos. Es la cuadratura del circulo. Como nos hemos empeñado en que los mercados nos dirijan, ya hemos llegado al destino: "No way out".
Dado que los mercados evolucionan y actúan en su propio interés, las soluciones que se van adoptando a golpe de pito, sólo benefician a los operadores; que no tienen que responder ante nadie y que las pueden tomar en cuestión de minutos. Los países no tienen la misma cintura, no pueden tenerla.
España no tiene unos niveles de déficit ni de deuda pública que se puedan asociar a los niveles de riesgo de default asociados a la cotización de esas armas de destrucción masiva que son los CDS's. Quizás no nos correspondan los tipos de interés alemanes y haya que pagar una prima por ello, pero ello no ha de significar que se destruya el ahorro de los inversores. Los mercados están desarrollando una estrategia de tierra quemada, las grandes manos se están llevando todo por delante y puede ser que la próxima vez que quieran recurrir al ahorro popular se encuentren con una aversión al riesgo extrema.

1 comentario: