martes, 22 de junio de 2010

Efecto bola de nieve

Hay gente que es verdaderamente especialista en querer que las cosas vayan mal. Habrá muchas cosas que los norteamericanos no tengan, pero una de las que tienen es el sentido patriótico de la realidad. En muchos sentidos son capaces de realizar una profunda autocrítica pero la hacen cuando toca, ahora no toca hacer autocrítica sino que toca hacer "piña".
En nuestro país también hacemos piña, pero de las otras. Hay especialistas en rebuscar las noticias más extrañas para aprovechar y sacarlas a colación. En muchos medios periodísticos se ha instalado además una suerte de vicio que consiste en hacer que los demás trabajen para uno mismo, ya no se hacen artículos, se dedican a rebuscar artículos que pongan a nuestro país a parir y lo reproducen. Hoy mismo aparece una noticia en Expansión que hace referencia a un artículo publicado en el Wall Street Journal, por Irwin Stelzer en el que, una vez más y van n mil, nos vuelve a contar que España va mal, que lo de Grecia no es nada y que España es el verdadero problema. Como somos tan listos vamos y lo reproducimos, con orgullo, para eso somos españoles, que caramba. El Sr. Stelzer es un escritor de artículos que trabaja en el Hudson Institute, un think tank neoconservador que propugna el capitalismo ultraliberal, el ala derecha del partido conservador norteamericano. Lo publica el Wall Street Journal, que no es precisamente un medio liberal y lo hace el día en el que su presidente alaba las medidas tomadas por la administración española. Será todo casualidad, como lo es que funcionarios alemanes filtraran rumores tendenciosos sobre España, sabiendo que los bancos que realmente están tocados son los suyos. Todo el mundo tira pelotas fuera y señala con el dedo al vecino para que no nos fijemos en el patio propio, menos nosotros, tan quijotes, tan patriotas, nosotros ayudamos a que los demás nos hundan más. Que país.

lunes, 7 de junio de 2010

Make my day

Los mercados andan hechos unos zorros, y los operadores van en plan "Harry", disparando a todo el que se mueve. No parece que haya demasiada lógica en los movimientos de las últimas sesiones, salvo que todo el mundo haya llegado al convencimiento que no hay solución, que la única alegría del día (make my day) sea la de esparcir el ahorro de los inversores en este mar de volatilidad.
Leo en un artículo que Fidelity cree que las medidas para reducir el déficit van a provocar que las economías más débiles no salgan de la recesión. Elemental Dr. Watson, los objetivos de crecimiento, reducción del paro y el de reducción del déficit en un ambiente recesivo y sin autonomía monetaria son antitéticos. Es la cuadratura del circulo. Como nos hemos empeñado en que los mercados nos dirijan, ya hemos llegado al destino: "No way out".
Dado que los mercados evolucionan y actúan en su propio interés, las soluciones que se van adoptando a golpe de pito, sólo benefician a los operadores; que no tienen que responder ante nadie y que las pueden tomar en cuestión de minutos. Los países no tienen la misma cintura, no pueden tenerla.
España no tiene unos niveles de déficit ni de deuda pública que se puedan asociar a los niveles de riesgo de default asociados a la cotización de esas armas de destrucción masiva que son los CDS's. Quizás no nos correspondan los tipos de interés alemanes y haya que pagar una prima por ello, pero ello no ha de significar que se destruya el ahorro de los inversores. Los mercados están desarrollando una estrategia de tierra quemada, las grandes manos se están llevando todo por delante y puede ser que la próxima vez que quieran recurrir al ahorro popular se encuentren con una aversión al riesgo extrema.

viernes, 4 de junio de 2010

El último que cierre la luz

Existe la leyenda urbana en torno a los "lemmings" que nos dice que, una vez alcanzan determinada población que es excesiva para los recursos de su ecosistema, se lanzan todos juntos al río en una especie de suicidio colectivo. Parece que lo que en verdad sucede es que tienen un "particular" sentido de la orientación en el que "faltan" las actualizaciones y pese a que puede haberse producido un cambio en la ruta que seguían, cambio en el curso del río por ejemplo, si su instinto les dice que deben ir por allí, ya se puede apartar el río.
Aunque parezca mentira, este tipo de comportamientos son muy "humanos". Los mercados han decidido, hace tiempo, acabar con el euro, con la Unión europea y con lo que haga falta. En esta historia los que van a salir perdiendo no están ni invitados, son como Zapatero en el club Bildelberg, diga lo que diga no va estar en las reuniones "secretas" dónde se cuece el cocido y diga lo que diga no va a servir de nada. A España le han cambiado la etiqueta y si hasta ahora había la de comprar ahora tenemos la de vender. Hoy casi nos meten 200 puntos de diferencial con respecto al Bund, ¿es porque los "amigos" de Moody's nos han rebajado de AAA a AA? porqué muchos países ya quisieran tener esa calificación y a ellos no les están dando hasta en el carnet de identidad. ¿Porqué este ensañamiento? It's Nothing personal, it's just business.