sábado, 10 de abril de 2010

Agujeros negros

En el universo abundan los agujeros negros, espacios físicos dónde la gravedad es tan intensa que no puede escapar ni la luz. Son enormes aspiradores de vida. En la Tierra tenemos alguno de estos fenómenos, uno de ellos está situado en el bosque de Katyn. Este agujero se abrió, que tengamos constancia, en la primavera de 1940, cuando la NKVD ejecutó a 22.000 soldados y oficiales del ejército polaco tras el pacto en el que Stalin y Hitler se repartían Polonia.
Este hecho y el que no lo reconocieran ni el gobierno soviético ni el ruso ha envenenado las relaciones ruso - polacas durante decenios. Hace unos días con el pase de la película "Katyn" en la televisión rusa y posteriormente, el reconocimiento del primer ministro Putin, parecían que iba a cerrar esa obscura herida abierta.
Hoy mismo, ese agujero negro parece empecinado en no cerrarse y en querer seguir absorbiendo luz y vida, en el accidente aéreo han muerto, además del presidente polaco, familiares de los fusilados y parte de la actual cúpula militar y política.
Hace falta mucha más luz para cerrar ciertos abismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario