martes, 27 de abril de 2010

Tragedias griegas (3)

Dentro de la serie de "Tragedias griegas" hoy traigo la historia de Pigmalion. Pigmalion ilustra la "profecía del autocumplimiento". El protagonista de nuestra tragedia es un escultor que se enamora de una de sus creaciones, una estatua de mujer. Es tal su amor que, Afrodita, compadecida, le da la vida. Al cine fue llevada con gran éxito en varias versiones, una de las más celebradas es "My fair lady" según la obra teatral de George Bernard Shaw, ya saben la de "la lluvia en Sevilla es una maravilla".
La profecía de autocumplimiento viene a cuento de todo lo que está ocurriendo en Europa estas últimas semanas. Hemos creado un gran Leviatán al que no sabemos como controlar, me refiero a la entelequía conocida como "mercado". El mercado es un lugar donde se cruzan la oferta y la demanda y se realizan intercambios de bienes y/o servicios a un precio denominado de equilibrio. En teoría, para que funcione bien el mercado, ha de ser transparente, es decir la información debe fluir de forma total y accesible para todos los participantes. No todos los mercados son transparentes a pesar de que exista mucha información, el financiero es uno de ellos, tiene un metalenguaje propio que no todo el mundo conoce y la información se reparte de forma asimétrica.
Grecia está en el centro de la tormenta que ya está empezando a tomar características de huracán y amenaza con derribar los pölders de los países europeos e inundarlo todo, praderas centroeuropeas inclusive.
La zona euro debe servir para algo más que para lo que se está viendo. Los alemanes deben entender que el precio pagado por países como el nuestro ha sido la desertización industrial a cambio de entrar en el club de la estabilidad y el welfare state. La culpa no ha sido exclusivamente de ellos pero ellos se han beneficiado de un mercado como el nuestro y de importantes beneficios durante los años de bonanza. Nosotros lo hemos pagado con endeudamiento: para alcanzarles: nuestro sueño era parecernos al burgués hamburgués.
El mercado dice que Grecia está al borde de la suspensión de pagos y cotiza al alza el precio del seguro, el CDS, lo que hace que sea más probable que Grecia suspenda pagos dado que la cotización del seguro (el CDS) encarece el tipo al que debe refinanciar. Como todo el mundo vende deuda griega, no consigue esa financiación y empeora más la situación y así hasta que Galatea se convierta en mujer de carne y huesos.
Para evitar el efecto Pigmalion están los gobiernos europeos, ellos deben prestar el dinero para frenar la especulación y el deterioro crediticio griego: en su propio beneficio, aunque electoralmente pueda pasarles factura. Es tiempo de estadistas sin miedo al riesgo y sólo tenemos políticos mediocres.

miércoles, 21 de abril de 2010

Cenizas

El volcán Eyjafjallajokull ha provocado un verdadero caos en las comunicaciones europeas durante toda la semana pasada. Sus cenizas se han esparcido por encima de fronteras y han provocado el mayor caos aéreo de la historia de la aviación civil. Los efectos negativos se han concentrado en decenas de miles de viajeros que han visto como sus apretadas agendas reventaban. Las compañías de aviación han visto evaporarse unos considerables ingresos de sus maltrechas cuentas de resultados y centenares de empresas han comprobado lo perecederas que eran sus mercancías.
Aunque no todos han salido perdiendo de esta historia, como siempre en cuanto se produce un desajuste del mercado intervienen los arbitrajistas para reconducir la situación. Taxistas y empresas de transporte por carretera han hecho su particular agosto durante estos grises días, y también cierta cantidad de pícaros, que abundando en el descontrol reinante, se han aprovechado de viajeros en situaciones de extrema vulnerabilidad. Carreras a precios de viaje lunar han permitido que los que tenían una necesidad imperiosa de movilidad pudieran satisfacerla. Otros, menos nerviosos, han extendido sus vacaciones o han trabajado on-line, demostrando una vez más que la desubicación del factor trabajo puede ser una realidad y que ello permitiría aumentar la productividad y facilitaría la conciliación laboral y familiar. La sociedad-internet debería poder reducir los estragos causados por un volcán de nombre impronunciable.

miércoles, 14 de abril de 2010

Los idus de abril

Ayer día 13 fueron los "idus" del mes de abril, los idus para los romanos eran días de buenos augurios y ayer el gobernador del Banco de España dio una conferencia en la que ofreció una buena ración de ellos. Discurso del gobernador. XVII Encuentro del sector financiero. Deloitte-ABC
Por un lado nos dijo que el sector financiero está haciendo los deberes y que, en su gran mayoría, saldrá más o menos indemne de la actual crisis, también habló de la situación actual de la nueva normativa comunitaria sobre riesgos financieros y ya adelantó que se está progresando adecuadamente en su confección y que ya muchas entidades se están preparando para la nueva etapa.
Por otro lado y oficiando ya de augur, advirtió que si no se corrige el desempleo acabará siendo el peligro más importante para el sector financiero, puesto que provocará una mayor tasa de impagados, mayor mora y mayores provisiones en los bancos, lo que retrasará y lo que es peor, pondrá en peligro la recuperación global de la economía española, para ello debería hacerse lo posible para flexibilizar el mercado de trabajo, verdadero escollo para alcanzar un nivel de desempleo menor en España.
También advirtió que deben hacerse progresos en la vía de la búsqueda de nuevas fuentes de financiación para las empresas pequeñas y medianas.
Los tiempos que nos esperan serán mucho más adversos al riesgo y el sector financiero no prestará en igual medida en la que lo ha hecho hasta ahora, por lo que, si queremos que el tejido empresarial más importante en cuanto a empleo en nuestro país no se vea abocado al desastre, tendremos que buscar soluciones imaginativas. Una vía debe pasar por el recurso al mercado bursátil y en este sentido el MaB es una alternativa completamente válida pues facilita precisamente la obtención de fondos a las pymes para sus proyectos de crecimiento y expansión.

sábado, 10 de abril de 2010

Agujeros negros

En el universo abundan los agujeros negros, espacios físicos dónde la gravedad es tan intensa que no puede escapar ni la luz. Son enormes aspiradores de vida. En la Tierra tenemos alguno de estos fenómenos, uno de ellos está situado en el bosque de Katyn. Este agujero se abrió, que tengamos constancia, en la primavera de 1940, cuando la NKVD ejecutó a 22.000 soldados y oficiales del ejército polaco tras el pacto en el que Stalin y Hitler se repartían Polonia.
Este hecho y el que no lo reconocieran ni el gobierno soviético ni el ruso ha envenenado las relaciones ruso - polacas durante decenios. Hace unos días con el pase de la película "Katyn" en la televisión rusa y posteriormente, el reconocimiento del primer ministro Putin, parecían que iba a cerrar esa obscura herida abierta.
Hoy mismo, ese agujero negro parece empecinado en no cerrarse y en querer seguir absorbiendo luz y vida, en el accidente aéreo han muerto, además del presidente polaco, familiares de los fusilados y parte de la actual cúpula militar y política.
Hace falta mucha más luz para cerrar ciertos abismos.

jueves, 8 de abril de 2010

Tragedias griegas (2)

Dado que todavía sufrimos el castigo griego, en los mercados pese a que Trichet no quiere ni oír hablar de default lo cotizan ya a 472 puntos básicos, quiero continuar con esas entrañables tragedias. La que hoy traigo a colación está relacionada con la penitencia. Hércules tuvo que realizar, según la mitología helena, doce trabajos para expiar haber matado a un buen número de familiares para poder ser rey. Es un tema muy actual, el dinero y el poder incluso corrompen a los semidioses.
Hoy he visto dos imágenes relacionadas con la penitencia, una la de Charles Prince, ex CEO de Citi, pidiendo perdón porque "nuestra gestión, empezando por mí, no fuera más profética y que no hubiéramos previsto lo que teníamos delante" y la de Jaume Matas (ex Presidente Balear y ex ministro de España) diciendo que "Me han destrozado el futuro, me han hecho mucho daño y me he quedado sin trabajo", esto lo dijo después de haber conseguido sin ninguna dificultad 3 millones de euros en cash.
Las disculpas no van a servir de nada a todos los que se han visto afectados por la crisis y que, en el caso norteamericano, han perdido bienes y sus casas. Probablemente sería redondo que encima devolviera todos los bonus que ha cobrado por no saber "profetizar", dado que para algo se le remunera mejor que al resto de los mortales. Pese a todo, delante del Congreso, ha pedido perdón y ha lamentado lo sucedido.
La otra figura se lamenta de haber perdido su empleo después de estar imputado por varios delitos económicos y de no respetarse su presunción de inocencia. Por un lado es un escarnio decirlo ante más de cuatro millones de españoles en el paro y por otro es obscena la prepotencia con la que algunos se defienden. Sin duda, aunque no sirva de nada, prefiero el modelo anglosajón.

martes, 6 de abril de 2010

Tragedias griegas

Cuando todo parecía estar más o menos arreglado: la UE se había reunido y había dado un punto de apoyo a Grecia, va y los mercados lo desmontan.
Todo en sí parece dispuesto para una de esas tragedias a las que los griegos están tan acostumbrados y que viven con especial intensidad. Prece que estén condenados a vivir de esa forma, tan al límite, sin red, tan divinos y tan humanos.
Por un lado están los griegos, como buenos meridionales están acostumbrados a forzar los límites, un día les dicen que pueden entrar en la eurozona si cumplen unos indicadores y, no será por indicadores por lo que los griegos van a quedar fuera del club de los importantes y más sabiendo que ese club va a ser como Midas, todo lo que va a tocar se va a convertir en oro (digo en euros). Los alemanes con tal de poder reunificarse iban a mirar hacia otro lado, los franceses tampoco estaban para ser más papistas que el papa, los ingleses son de otro mundo, el resto no cuenta.
Ya tenemos dentro del euro a los creadores de la cultura, mientras el odre de la abundancia esparce por toda Europa sus viandas, no existen problemas; si, es cierto, se incumplen algunas de las premisas, y para evitarlo se creó un curioso método de ajuste, si te desvías te multo y te desvías más y así hasta el Olimpo, que como es impracticable en la práctica, pues eso, no se hace.
Cuando los americanos hacen saltar la banca y se descubre que todo está montado sobre una base de escayola, viene el gran susto.
Luego están los mercados, éstos son los trasuntos modernos de los dioses: tienen una personalidad propia, se manifiestan de forma no directa, sólo los entienden unos sacerdotes que se hacen llamar analistas y de vez en cuando recuerdan a los mortales que sólo han sido invitados para pagar la cena.
Ya tenemos montado un buen dramón, de esos en los que todo el mundo muere y no queda ni el apuntador. Grecia es un moderno Sísifo, al parecer el padre de Ulises era un "semi-dios" (es decir un analista-inversor) que era conocido por lo astuto que era puesto que conseguía engañar a todo el mundo (de hecho engaña hasta a la muerte y con ello consigue un buen pescozón de Zeus que le condena a subir eternamente un pedrusco a lo alto de una montaña).
Grecia se encuentra ante el mismo dilema, lleva tanto tiempo engañando a todo el mundo que ahora, por mucho que intente demostrar que va a subir la piedra de su credibilidad, todos apuestan a que va a caer de nuevo.