miércoles, 10 de marzo de 2010

Perspectivas a medio plazo

La renta variable se encuentra en un momento especialmente complicado, los niveles actuales sólo se sostienen si las previsiones a medio plazo incorporan una ligera mejoría de la situación actual. El nivel de 11.000 alcanzado por el Ibex y que en los últimos días está defendiendo, puede ser clave para nuevos ascensos, aunque el nivel realmente importante será el 12.000. Ese nivel que corresponde a los altos anuales, se consiguieron nada más empezar el ejercicio y durante este primer trimestre no hemos conseguido superarlos, es cierto, no obstante, que contando un año hacia atrás, el Ibex ha conseguido una importante recuperación basada en los blue chips, sobre todo del sector bancario. ¿Podemos esperar que el índice sin esos pesos pesados consiga recuperar el terreno perdido? Es realmente dudoso y no parece que la actual coyuntura favorezca una nueva escalada alcista de los valores financieros. Va a ser hora, entonces, del "stock picking", la selección de valores vuelve a tener una componente fundamental, el tiempo del todo vale puede que ya se haya acabado. El entorno favorece a la renta variable, excepto que entremos en una nueva guerra del pasivo y las remuneraciones por depósitos "sin riesgo" vuelvan a entrar en competencia con los activos "con" riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario