lunes, 1 de marzo de 2010

Golfos apandadores

Leo que la Guardia Civil ha desmantelado un "chiringuito" financiero que operaba en Madrid y en Menorca. Por lo visto su técnica era la de contactar con los posibles clientes mediante llamadas telefónicas, hacerles "picar" con una operación pequeña que producía una altísima rentabilidad y acto seguido convencerles de que debían depositar una cantidad de dinero mayor para conseguir rentabilidades superiores. El negocio por lo visto se llamaba "Comisiones siempre bajas S.L.".
Parece que ni la entrada de la MiFID, ni la constante aparición de avisos por parte de la Comisión Nacional Mercado Valores sobre la existencia de este tipo de negocios fraudulentos desmotiva a los inversores para desconfiar de empresas que se llaman "Comisiones siempre bajas" que son una S.L. y que prometen cuantiosos beneficios por nada (recordemos como se llama la empresa) y sin riesgo. Lamentablemente el pato lo pagamos los que nos hemos dedicado a este negocio a través de empresas independientes y que cada día debemos ganarnos la confianza de la gente con mucha honestidad. De vez en cuando aparece siempre un caso de estos y tira por la borda muchos años de trabajo. Quizás no por los clientes que ya se tienen sino por los potenciales que huyen de las empresas pequeñas pero legales y se lanzan en brazos de los superpoderosos bancos.
Dos consideraciones:
  • A estas alturas de la película uno piensa que caer en este tipo de estafas debería ser anecdótico.
  • Con que facilidad los tramposos recaudan millones y obtienen datos y documentos personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario