sábado, 6 de febrero de 2010

La tragedia española


Esta semana el Nobel Paul Krugman nos ha dedicado una atención especial. Ha escrito sobre nuestro país en su blog The Spanish Tragedy y aunque nos ha quitado gran parte de la responsabilidad por la situación que atravesamos no deja de ser sorprendente el tipo de soluciones que nos aconseja.
Nos dice en su artículo que España ha sido víctima de una unión monetaria más propia de comerciantes que de políticos, nos dice que la integración económica y monetaria sin la fiscal y laboral acaba por presentar problemas, y tiene razón.
Nos pone el ejemplo de Florida que, aunque haya atravesado una crisis parecida a la nuestra está recuperándose antes que España. ¿Por qué?. Evidentemente por gozar de las facilidades de un gobierno federal que aporta ayudas en el momento necesario y porqué su mercado laboral favorece el desplazamiento, casi inmediato, de las personas desempleadas de estados con menor crecimiento a los de mayor. No obstante el desempleo existente en los EEUU roza el 10%. La solución que propone es la devaluación puesto que nuestra economía no es competitiva, nuestros salarios han crecido mucho en comparación con Francia o Alemania.
El euro trajo a España muchas ventajas, sobre todo ingentes fondos comunitarios y unos mercados abiertos a nuestras exportaciones. El desfase salarial que existía al inicio respecto a los países centrales se ha ido cerrando y ahora ya no somos competitivos. Quizás el problema de nuestra competitividad no sea el nivel salarial. Si observamos la composición de capital de nuestras empresas veremos que no han aprovechado los años de bonanza para incrementar su ratio de capital y aprovechar para hacerse más eficientes y competitivas. No, el crecimiento español se ha basado en los costes salariales y ahora resulta que están altos con relación a los checos o polacos. La solución no es el parche de la devaluación. Si rompemos el euro, ¿el resto de países se van a quedar de brazos cruzados? no, vamos a empezar con una espiral devaluacionista y todo va a quedar en nada y más pobres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario