jueves, 25 de febrero de 2010

Globos sonda

Para cuando un gobierno que gobierne y que deje de lanzar "globos sonda" continuamente. Ahora ha tocado con el tema de los salarios de los funcionarios. Como este país tiene sindicatos pero estos son, más que nunca, sindicatos de "clase" : la funcionarial, el gobierno teme una primavera caliente en la calle con los trabajadores en paro y los sindicatos de nuevo impidiendo ajustes en la economía. Los funcionarios deben aceptar este tipo de ajustes y callar, más cuando este país tiene un 20% de paro y para volver a trabajar habrá que aceptar ajustes en el sueldo.

MaB

Ayer estuve en la presentación del MaB que realizó de la mano de la APD en la Bolsa de Barcelona. La sala estaba llena y el público asistente ansioso por encontrar una vía de financiación asequible en tiempos de sequía monetaria.
La conclusión que obtuve es que el recurso al capital puede ser la nueva fuente de financiación para un gran número de empresas en los próximos años.
Los bancos, provisiones mediante, van a tener mucho menos capital para financiar a las empresas vía créditos y su coste, en el caso de que se acceda a él, será netamente superior al libre de riesgo. Nos encontraremos, pues, en un contexto de falta de liquidez y a precios superiores por lo que la alternativa de dejar entrar a inversores en el capital a través de ofrecer proyectos empresariales con visibilidad, viabilidad y expectativas de rentabilidad puede ser la solución para un buen número de empresas. No va a ser una solución para financiar el circulante pero si para aquellas empresas que estén pensando en acometer nuevos proyectos o ampliaciones de los actuales.

martes, 23 de febrero de 2010

Osos amorosos

El País.Madrid - 18/05/2006
"El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, reconoció que el sector le debe mucho al Banco de España "porque impidió que cayéramos en errores en los años ochenta". Sin embargo, cree que las cajas han madurado y "ahora se necesita menor tutela". "Los tiempos han cambiado y hemos aprendido de nuestros fallos. A veces, recibimos más sugerencias de las que creemos necesarias", añadió en su discurso tras ser reelegido para el cargo para los próximos cuatro años".
El Economista.20/02/08
El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, dio hoy su "palabra de honor" de que ninguna caja española tiene problemas económicos ni de liquidez y que, si así fuera, él sería el segundo en saberlo, después de la propia entidad.
señaló que "España es una isla" en relación a cualquier otro país, porque tiene una baja morosidad y un nivel de cobertura muy alto, y se mostró sorprendido por las críticas recibidas por parte de algunas publicaciones extranjeras, porque "no se ajustan a la realidad".
Hoy:
El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, ha criticado hoy a quienes "se echan las manos a la cabeza" ante reformas necesarias y de calado que requieren un sacrificio. "Este país no es consciente de los problemas y sigue subvalorando el nivel de riesgo de futuro que tiene. Tan pronto como alguien pone encima de la mesa una propuesta que requiere sacrificio y se sale de la tónica del mundo de los osos amorosos, todo el mundo se echa las manos a la cabeza", ha declarado Quintás, que dejara su cargo el próximo verano.

Quién se debería echar las manos a la cabeza es todo aquel que paga con sus impuestos arreglar todo este tinglado, paga con los intereses de las hipotecas el sueldo de estos señores, paga con su puesto de trabajo las alegrías y excesos de unos pocos y que ahora le piden que para acabar de arreglarlo debe bajarse el sueldo y encima trabajar dos años más.

lunes, 22 de febrero de 2010

El índice MacDonald's


El semanario The Economist publica un índice (el Big Mac) que consiste en comparar el coste de la hamburguesa de MacDonald's en todos los países donde se comercializa para saber así el coste comparado de la vida y la apreciación relativa del dólar respecto a esas divisas.
Otro elemento importante dentro de nuestras necesidades básicas es la vivienda, para establecer el precio relativo entre los países se ha establecido un criterio, el número de años de trabajo para conseguir comprar una unidad de vivienda equivalente.

Como se puede observar, lo nuestro es de juzgado de guardia.




domingo, 21 de febrero de 2010

Informe CS sobre el sector bancario

CS ha publicado recientemente un informe sobre el sector bancario español en el que, entre otras cosas, recorta las estimaciones y los precios objetivos de todo el sector. Reduce un 11% la previsión de beneficios y un 7% en media los precios objetivo de los bancos que cubren. Los únicos que salen algo bien parados son el BBVA que le adjudica un rating Neutral y el SAN que los califica como Outperform.
Estas conclusiones las enmarcan dentro de un análisis general de la situación española en línea con la de las principales casas de análisis internacionales y que se alejan de las optimistas previsiones gubernamentales aunque también de las teatralmente apocalípticas de cierta prensa anglosajona.
Mantiene el informe que España continuará en recesión los próximos dos años, manteniendo la falta de competitividad y los déficit gemelos.
El desempleo tampoco sale mejor "parado". La estimación es que no se recuperen los niveles pre-crisis hasta dentro de 5 a 10 años.
El sector de la construcción continua siendo la pesada losa que arrastra a todo el sistema. El informe señala que existe una sobrevaloración del mercado de la vivienda del orden del 30%. También señala que el riesgo en NPL (Non Performing Loans - Préstamos no ejecutados) puede estar subestimado entre un 30 y un 40% y que el nivel actual de provisiones (2,8% sobre el total de préstamos) cubre sólo el 16% de la exposición y que esto puede no ser suficiente.
No obstante se señala también que los bancos no tendrán problemas de solvencia pero que eso no obsta para que ninguno de los bancos que cubre su análisis pueda superar el coste de capital actual con sus resultados.

Obviamente la receta es la misma de siempre, como somos tan poco competitivos hay que devaluar, como no podemos devaluar debemos deflactar la economía un 30% y eso significa una reducción de los precios de todos los bienes y servicios un 30%. ¿Arreglará algo eso?
En el año 2006, plena expansión, España crecía al 3,9%, la demanda nacional aportaba un 4,9% de crecimiento que se veía moderado por el 1% que restaba la demanda externa, debido básicamente al capítulo de financiación. Nuestra balanza comercial presentaba también un sesgo deficitario al ser las importaciones mayores que las exportaciones, en concreto 8,4% respecto a un 6,2%. Seguramente ahora no somos competitivos pero antes tampoco. ¿Es un problema entonces de devaluación?



lunes, 15 de febrero de 2010

¿Una luz al final del túnel?


El comportamiento de la deuda soberana tras el "light" acuerdo alcanzado por la eurozona ha permitido un respiro a los países "cuestionados":



Ahora habrá que ver cual es la reacción de los mercados a la filtración de las operaciones de ingeniería financiera llevadas a cabo por varios países para entrar en la zona euro y que ahora están pasando factura.

sábado, 13 de febrero de 2010

Ajustes desagradables

El Sr. Oliver Blanchard, economista jefe del FMI, se ha vuelto a despachar con unas declaraciones en las que afirma que Portugal, Grecia y España deberán, para salir de la crisis actual, realizar "ajustes desagradables". Como si de un "film noir" se tratara y en el que los trabajadores tienen el papel de sicarios de algún oscuro poder y que al final acaban pagando el pato.
Nos dice que, como estamos dentro del euro, no podemos devaluar debemos ajustar mediante la variable precios, que en el mercado laboral se traduce por salarios. Tendríamos que pedir que estos señores que están al frente de prestigiosas instituciones fueran un poco más imaginativos. Está bien tener todo el día la curva IS-LM en la cabeza y moverla a derecha e izquierda a nuestro antojo y decir que el ajuste para volver al equilibrio es sólo fruto de un desplazamiento "curvil".
Para empezar, a mi me enseñaron que de las variables que se manejaban, el salario era el más inelástico y que el ajuste mediante esa vía era duro y lento.
Por otra parte hay que decir que el ajuste vía precios del trabajo YA se ha realizado, en estos momentos hay más de 4 millones de personas en el desempleo dispuestas a trabajar por menos del 30% de su salario anterior. Pero no por eso encuentran trabajo. Entonces, ¿puede que sea necesaria alguna otra variable para alcanzar el equilibrio?.
Los salarios en España e imagino que igual en Portugal y Grecia no están a los mismos niveles que en Alemania y Francia (aunque una nevera o un coche valgan lo mismo), pese a ello son más competitivos ¿cuál es la razón? quizás porqué las empresas alemanas además de repartir dividendos han realizado una labor durante muchos años de capitalización de la empresa e inversión en tecnología.
Siendo así que aquí, después de muchos años en los que los extraordinarios beneficios de las empresas han revertido en los bolsillos de los accionistas, que los han destinado a inversiones especulativas en el sector de la construcción (salvo honrosas excepciones), ahora el ajuste se ha de realizar a través de los salarios, cuando estos han crecido sólo lo que la inflación ha dado de sí.
Si se bajan los salarios bajará el consumo, si baja el consumo baja la producción y vuelve a bajar el empleo, es decir, se entra en una dinámica deflacionista. ¿quién va a liderar esto?
Os dejo una tabla ilustrativa del salario medio español en el 2007 publicada por el INE:

Ahora sólo es cuestión de rebajarla en un 30% y ya está solucionada la crisis.

viernes, 12 de febrero de 2010

San Valentín


Según la Wikipedia, que es la Enciclopedia Británica moderna, la primera aparición conjunta de esta onomástica junto al sentimiento del amor data del siglo XIV, concretamente de un verso del poeta Geoffrey Chaucer en 1382:

Saint Valentine, throned aloft,
Thus little birds sing for your sake:
Welcome, summer, with sunshine soft,
The winter's tempest you will shake

En Inglaterra en el siglo XIX, se empezó enviando postales y se acabó regalando, normalmente los hombres a las mujeres, rosas y chocolates, en Estados Unidos la celebración estaba asociada a un saludo de corte platónico enviado por los hombres a sus amigas "Happy Valentine's". De esta forma de celebración arranca el lenguaje de las rosas puesto que cada color iba asociado a una emoción: rojo-pasión, blanca-paz, rosa-amistad, etc.
Yo recuerdo que hace ya algunos años se regalaba por estas fechas la "medalla del amor" representación áurea del amor entre amantes.
Ahora parece ya no estar tan de moda regalar este tipo de presentes y pienso que puede estar correlacionado con el precio del vil metal. En estas fechas estamos viviendo sus máximos históricos:


Pero parece, después de que su cotización haya tocado una resistencia muy importante, que pronto se nos presentarán nuevas oportunidades para comprar.

jueves, 11 de febrero de 2010

La culpa es de los salarios (evidentemente).





Creo que la imagen es bastante elocuente:


Los de Eurostat han publicado el gráfico con un pequeño error de colores entre el Reino Unido y España, pero pese a ello creo que se observa claramente la convergencia del indicador y que no mostramos un comportamiento atípico.
También quiero incorporar este gráfico que muestra la importancia que ha tenido el sector de la construcción en nuestro país y que, obviamente, explica en gran parte el problema de desempleo y recesión que sufrimos.










miércoles, 10 de febrero de 2010

En el ojo del huracán

Dicen, yo nunca he estado, que cuando estás en el ojo del huracán hay un período de relativa calma. Por lo visto y tras la visita de nuestra vicepresidenta al FT debemos encontrarnos en un sitio parecido: han cedido algo las tensiones en nuestros CDS, FITCH y Moody's nos han dado la máxima nota sobre nuestro riesgo crediticio. Estas noticias se han producido a la par que se daba a conocer que los ministros de economía de la eurozona se habían tele-reunido para aprobar un plan de rescate para Grecia. Los rumores ya habían afectado al euro ayer que además se encontraba en una zona de rebote, por lo que la reacción de nuestra divisa con relación al dólar no se ha hecho esperar. Todas estas noticias han permitido que nuestros mercados respiraran tranquilos por primera vez en varios días, sobre todo desde la aparición de los famosos "globos sonda" del gobierno.
A estas alturas ya deberían saber, con la experiencia que han ido adquiriendo después de soltar tantos, que éstos acaban explotando en las narices de quien los lanza.
Otro que no nos olvida es el Sr. Krugman, esto de invitarle a comer no acaba siendo demasiado rentable, en su blog nos recuerda que nuestra crisis es mucho más importante que la de Grecia y que nuestro peso en la eurozona es varias veces superior a cualquier de los otros PIIGs puestos en duda. Es cierto, lo que posiblemente pasa es que los amigos alemanes están bastante preocupados con su "bono trade" entre los bancos germanos y la deuda griega, hasta ahora era tirar a pichón parado, me endeudo a tipos alemanes y lo coloco en deuda griega, mientras no haya default: viva el diferencial. Otro factor que ha ayudado al euro es que parece que han dejado de cerrarse posiciones de "carry trade" entre el dólar y el euro. Para que van a prestar dinero los bancos a empresas con dificultades habiendo piezas más jugosas. La liquidez no ha desaparecido se ha reubicado. Es la misma liquidez a la que hace referencia Mr. Krugman como la causante del gap entre Alemania y España en su Balanza por cuenta corriente. En la década prodigiosa los bancos alemanes descubrieron una "colocación" fantástica en España, un mercado hambriento de liquidez, el ahorro de unos servía para materializar los sueños de los otros. Tienen razón Mr. Krugman en responsabilizar a los "asymmetrics shocks" de la actual situación y en decir que nuestro caso es de "manual de texto". En lo que no estoy tan de acuerdo es en que lo único que hubiera pasado es que el desequilibrio en la balanza por cuenta corriente hubiera significado una apreciación en la peseta y ahora hubiese tocado devaluarla convenientemente. Aparte del hecho de que España, según mi humilde opinión, está dónde está debido a que se ha utilizado demasiadas veces el recurso de la devaluación para ser competitivos y que a largo plazo este tipo de soluciones sólo empobrece al país que la practica, está el hecho de que estar en la zona euro ha significado una importante dosis de ortodoxia económica en nuestros gobernantes. El pertenecer al euro ha significado importantes aspectos positivos a un coste muy elevado, hemos sido un país franco para las exportaciones comunitarias y los precios de nuestro país así lo han notado. Mientras en Alemania desde el 2000 los precios han crecido un 16% y en la eurozona un 21%, en España lo han hecho un 30% al igual que los costes laborales unitarios, mientras que éstos últimos en la zona euro han crecido un 15%. Por lo tanto los salarios han mantenido la capacidad adquisitiva de los trabajadores en el último decenio, aunque no ha sido igual en todos los barrios, el crecimiento de los costes salariales en el sector de la construcción español ha sido desde el 2000 del 43,5%. Y ello a pesar de ser el sector dónde ha ido a parar gran parte de la mano de obra extranjera que ha entrado en nuestro país.

martes, 9 de febrero de 2010

La viga en el ojo ajeno

Resulta curioso observar que las entidades que más contribuyeron a la situación actual, léase Agencias de Rating, Bancos de Inversión, Bancos de Negocio, Brokers internacionales, sean los que ahora avisan de lo mal que están los países debido a la ingente cantidad de deuda que han tenido que emitir para sacar a esas entidades del agujero que las mismas habían creado. Esas entidades fueron las que, gracias a su inexistente control de riesgo, estuvieron a punto de quebrar y que fueron salvadas in extremis por los gobiernos para evitar una situación irreparable. Ahora, libres de su pasado, muchas de ellas obteniendo nuevamente beneficios, nos muestran los problemas de los estados más débiles para que, gracias a la volatilidad que generan sus sesudos análisis (ojalá hubieran tenido el mismo rigor hace tres años), puedan generar mayores beneficios. Las entidades financieras están teniendo un papel muy importante en esta historia, se beneficiaron de mercados globalizados y totalmente liberalizados (exentos de regulación) para crear una burbuja que llevó a la economía mundial cerca del desastre, se beneficiaron del "too big to fail" para que fueran salvados, salvo raras excepciones, y ahora generan dudas entre sus salvadores. Los gobiernos también se beneficiaron en su día; las vacas gordas generan satisfacción y autocomplacencia y se relajan los controles. Se ganaron elecciones gracias a la abundancia generalizada, con los resultados que todos conocemos. Ahora han de purgar su inconsciencia y el exceso de otros. A los gobiernos les exigimos que cumplan con su papel de bomberos y además que no nos dejen la casa inundada de agua. Todo no se puede tener. O alguien para a los mercados o los mercados lo consumirán todo.

lunes, 8 de febrero de 2010

Ponzi a lo grande

Las actuales previsiones del INE predicen un nuevo estancamiento en el crecimiento de la población española. La crisis va a tener un nuevo efecto sobre nuestra economía, el descenso de emigrantes que se incorporen a nuestro mercado de trabajo. Quizás sea un contrasentido en un momento en el que un 20% de la población activa española desempleada, pero lo cierto es que vamos a necesitar importar mano de obra de forma importante durante las próximas décadas. El asunto de las pensiones en España se parece cada vez más a un esquema Ponzi: a menos que entren nuevos jugadores en la base de la pirámide todo el juego se desmontará como un castillo de naipes. Como aporta el informe del INE, el Índice Sintético de Fecundidad se espera que crezca del 1,39 de 2007 al 1,46 de 2017. La tasa para crecer poblacionalmente se estima en 2,1. Estamos, por tanto, muy lejos de asegurar la estabilidad de nuestro sistema de pensiones. Si esta tendencia no va a cambiar, puesto que los elementos poblacionales son muy estáticos y no parece que el saldo migratorio, debido a la crisis y a factores de oportunismo político, vaya a crecer, es mejor ir pensando en como nuestra economía va a pagar las pensiones a la ingente cantidad de personas que dentro de 20 - 25 años van a jubilarse. Si no se plantean a tiempo determinadas soluciones hoy impopulares, para no pagar ahora ciertos peajes políticos, se va a condenar a un importantísimo porcentaje de la población actual a malvivir el período más dependiente de su vida. La falta de confianza en un futuro asegurado puede generar una mayor propensión marginal al ahorro y drenar recursos imprescindibles para la regeneración económica. Hay que discutir abiertamente elementos como la edad de jubilación, el reparto entre sistemas públicos y privados, medidas destinadas al fomento del ahorro y la estabilidad fiscal y prepara un plan estratégico de fomento de la población, interna y externa, para evitar en lo posible la implosión de la estructura.

sábado, 6 de febrero de 2010

La tragedia española


Esta semana el Nobel Paul Krugman nos ha dedicado una atención especial. Ha escrito sobre nuestro país en su blog The Spanish Tragedy y aunque nos ha quitado gran parte de la responsabilidad por la situación que atravesamos no deja de ser sorprendente el tipo de soluciones que nos aconseja.
Nos dice en su artículo que España ha sido víctima de una unión monetaria más propia de comerciantes que de políticos, nos dice que la integración económica y monetaria sin la fiscal y laboral acaba por presentar problemas, y tiene razón.
Nos pone el ejemplo de Florida que, aunque haya atravesado una crisis parecida a la nuestra está recuperándose antes que España. ¿Por qué?. Evidentemente por gozar de las facilidades de un gobierno federal que aporta ayudas en el momento necesario y porqué su mercado laboral favorece el desplazamiento, casi inmediato, de las personas desempleadas de estados con menor crecimiento a los de mayor. No obstante el desempleo existente en los EEUU roza el 10%. La solución que propone es la devaluación puesto que nuestra economía no es competitiva, nuestros salarios han crecido mucho en comparación con Francia o Alemania.
El euro trajo a España muchas ventajas, sobre todo ingentes fondos comunitarios y unos mercados abiertos a nuestras exportaciones. El desfase salarial que existía al inicio respecto a los países centrales se ha ido cerrando y ahora ya no somos competitivos. Quizás el problema de nuestra competitividad no sea el nivel salarial. Si observamos la composición de capital de nuestras empresas veremos que no han aprovechado los años de bonanza para incrementar su ratio de capital y aprovechar para hacerse más eficientes y competitivas. No, el crecimiento español se ha basado en los costes salariales y ahora resulta que están altos con relación a los checos o polacos. La solución no es el parche de la devaluación. Si rompemos el euro, ¿el resto de países se van a quedar de brazos cruzados? no, vamos a empezar con una espiral devaluacionista y todo va a quedar en nada y más pobres.

viernes, 5 de febrero de 2010

Minicrash en España


Los tiempos actuales no son tiempos normales. Hemos vivido en los mercados financieros lo que probablemente sea la situación más excepcional en mucho tiempo. La sensación de ser un Nexus 6 y estar ante la visión de rayos "C" cerca de la puerta de "Tanhauser" es muy fuerte. No obstante, creo honestamente que hay que desdramatizar la situación actual. Los mercados financieros no siempre responden a las expectativas racionales; se rigen según sus propios parámetros.
Hasta ahora prácticamente nadie se había extrañado de la evolución de los mercados financieros pese a acumular importantes ganancias desde los mínimos del año pasado.
En los mercados de valores hay cierta tendencia a olvidar rápidamente y a estar mucho más pendientes por lo que va a pasar que por lo que ya ha sucedido.
En marzo de 2009 el Ibex cotizaba en mínimos, se situaba en la cota de 6.705,20 y había muchos que pronosticaban que los descensos todavía serían superiores a los ya experimentados, eran momentos en los que parecía que no había suelo y que las empresas no tenían valor, que iba a quebrar todo el sistema de golpe.
No fue así, de pronto todo cambio y sin que hubiera una noticia en especial que supusiera un cambio de paradigma, la bolsa empezó a recuperar posiciones. En argot se dijo, es la eterna excusa, que se empezaban a "descontar" noticias positivas. Y si que las había, indicios de recuperación, países que empezaban a salir de la recesión y una falta extrema de activos dónde invertir con una remuneración adecuada al riesgo que se asumía. El riesgo es el verdadero "quid" de la cuestión. Con la bolsa a esos precios, el riesgo que se asumía era reducido, no inexistente pero si asumible. Desde esos mínimos la bolsa recuperó más del 80% de su valor, llegando en enero de este año, menos de 9 meses después a niveles de 12.239.
Esta recuperación se ha realizado de forma poco ortodoxa, es decir, a diferencia de la corrección que fue realizando ciertos intentos, aunque fueran fallidos, de recuperación; la subida desde mínimos se ha realizado de forma ininterrumpida, sin descansos, sin desfallecer. Eso era y es insostenible, los mercados necesitan las correcciones y todos los profesionales sabemos que cuanto más rápida y vertical, más probabilidades existen que la corrección sea tanto o más explosiva.
Aquí la tenemos, lo correcto sería que la actual corrección nos llevará a perder alrededor de un 50% de toda la subida anterior, es decir, hacia los niveles de 9.500 en el Ibex. Ello quiere decir que el mercado está anticipando un recrudecimiento de la crisis, ¿qué los inversores abandonan España?, ¿qué hay falta de confianza?. Personalmente no lo creo, como tampoco creí que el año pasado los inversores seleccionaran España como objetivo de sus inversiones por ser un país con unas expectativas de crecimiento mayores que otros países de su entorno. No, simplemente la bolsa estaba barata en función del riesgo que se asumía. Ahora sucede lo contrario, los precios que se pagaban eran caros respecto al riesgo que se estaba asumiendo, puesto que las expectativas que se habían generado eran bastante superiores a la realidad.
Ahora queda serenar los mercados, buscar un nivel de equilibrio y retomar la senda alcista tras la corrección que estamos sufriendo. Es sólo una cuestión de mercados sobrevendidos y sobrecomprados. A ciertos precios, los inversores volverán a comprar empresas españolas, básicamente porqué las empresas que cotizan en el Ibex tienen muy poca relación con la economía española y si mucha con la internacional y, el resto del mundo, por mucho que nos pese, ya está saliendo de la recesión.