miércoles, 15 de diciembre de 2010

Profecías de autocumplimiento

"Para el profesor Higgins yo seré siempre una florista porque él me trata siempre como a una florista; pero yo sé que para usted puedo ser una señora, porque usted siempre me ha tratado y me seguirá tratando como a una señora."
Eliza Doolittle, Obra Pygmalión de G. B. Shaw
Las profecías de autocumplimiento en el mundo económico pueden tener efectos positivos o negativos, también son llamadas efecto Pygmailión haciendo referencia al mito helénico según el cual Pygmalión, un escultor griego, se enamoró hasta tal punto de una escultura suya, Galatea, que ésta acabó convirtiéndose en un ser real. Sólo habría que creer en algo para que, al cabo, acabe sucediendo. En el mundo económico tenemos muchos ejemplos de este tipo de situaciones, por ejemplo la que estamos viviendo actualmente.
Tenemos un sistema bancario que, pese a todo lo que está cayendo, todavía no ha necesitado un euro de ayudas públicas al contrario que muchos otros países, como son Alemania, Francia o el Reino Unido. Basilea III impone para 2019 un core capital (capital más reservas) del 10% - para 2019 insisto -. En España el BdE ya ha elevado las exigencias de Tier I hasta el 6% muy por encima de lo que se estima necesario, y las pruebas de stress del verano demostraron que debería ir muy mal la economía española para realmente provocar un desastre en nuestro sistema financiero. Además nuestro sistema financiero es bastante atípico puesto que entre los dos principales bancos concentran un balance de 550.000 millones (alrededor del 55% del PIB español) si además incorporamos a La Caixa en este agregado obtendremos que la gran mayoría del posible problema está concentrado en unas entidades que, pese a los problemas por los que están atravesando, no deben provocar ninguna duda a los mercados. Si existe alguna entidad con problemas, seguramente alguna caja, se solventará como ya se hizo en el pasado con Banesto por poner un ejemplo reciente, por lo que a lo anterior hay que añadir que el BdE ya tiene sobrada experiencia en pilotar procesos de reestructuración bancaria.
Pese a todos estos datos, los mercados financieros persisten invariablemente en su labor de zapa y a fuerza de insistir pueden conseguirlo; pueden llegar a dar vida a nuestra Galatea.
Hoy Moody's, sí, la misma que ayudó junto a las otras agencias de rating a que todo esto fuera del tamaño tan descomunal que es, ha publicado que pone en revisión el rating de España por "las crecientes tensiones a las que está sometida España para financiarse" y que "las altas necesidades para captar fondos en 2011 le obligarán a acudir a un mercado condicionado por la frágil confianza de los inversores".
Primero hay que evidenciar el perverso carácter procíclico de las agencias de rating, cuando la economía crece favorecen la burbuja y cuando la economía se contrae provocan mayor contracción, por que a la postre lo que dicen es de perogrullo, tampoco hay que ser muy listo para reconocer que cuando la economía en su conjunto va peor hay más dificultades para devolver las deudas, aunque eso sea muy distinto de no pagarlas.
Diciendo esto Moody's provoca mayor desconfianza y hace que los inversores exijan una mayor rentabilidad a España provocando que el pago de la actual deuda sea más complicado debido a su mayor coste, lo cual es exactamente lo que están previendo.
España no va a hacer default, como mínimo con los datos actuales en la mano, entonces ¿a qué viene el juego con los CDF's de marras?, la misma existencia de esos productos utilizados en su momento para cebar la burbuja es la que impide una recuperación más sostenible. Otro efecto Pygmalion.
El problema es que por un momento nos creímos señoritas educadas de buena clase y pronto nos han vuelto a colocar en nuestro sitio: de floristas.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Quemar las naves

Los mercados vuelven a zarandearnos como si fuéramos de papel, la prima de riesgo ha vuelto a cotizar a máximos histéricos y no parece que haya una alternativa fácil para deshacer el camino. Esta vez el detonante ha sido Irlanda en vez de Grecia, aunque el daño colateral nos lo llevemos nosotros. Parte de culpa tenemos al no dar un mensaje claro de cual va a ser nuestra política económica, ni siquiera tras la remodelación ministerial. El cambio de gobierno tras las próximas elecciones tampoco permitirá un escenario excesivamente distinto del actual: somos un pato cojo en una barraca de feria.
Si hacemos lo que nos piden los mercados, y ello significa aguantar lo que sea necesario aguantar en política interna, vamos a tener niveles de paro elevado durante bastantes años; esté quien esté en el gobierno: no se pueden bajar los impuestos, no se puede generar más gasto público, no se puede incrementar la competitividad a base de reducir a niveles chinos nuestros salarios (bueno si que se puede pero no sé si es lo más conveniente). Aumentar la competitividad de nuestros productos vía reducción del coste salarial es querer competir con un elemento muy inelástico que tarda mucho en realizar el ajuste necesario.
Nuestro país no es competitivo, entre otras razones, por la escasa inversión en capital y a la deficiente formación de la mano de obra, el crecimiento que nos ha traído hasta aquí estaba basado en la construcción y en servicios, sectores intensivos en mano de obra.
Hemos llegado a un punto en el que los mercados nos acribillarán por todos lados, si no reducimos el déficit, malo; si reducimos el déficit a costa de crecimiento, peor, dado que entonces no se creen que podamos pagar lo que debemos ahora. Entonces ¿qué hacer?.
Cuando estás en una situación de encrucijada muchas veces la mejor opción es girar el volante al precipicio, para ello el conductor debe tener cierto aguante, cosa que creo que ni el actual ni su recambio tengan (esta es la parte mala de la solución).
Los mercados, al fin y al cabo, tienen una lectura muy plana y antidemocrática de nuestro país, les da igual los millones de situaciones complicadas que el ajuste genera. Para ellos España no es más que una empresa con dificultades de financiación por haberse endeudado mucho y mal, con problemas de liderazgo en el management, con una plantilla indolente y poco formada y con una pésima imagen exterior que dificulta encontrar canales de distribución y mercados para colocar sus productos y lo que es peor, sin un plan estratégico.
Si a los mercados se les explicase que tenemos un plan, un proyecto y que a un determinado plazo se va a asegurar el retorno de la inversión, no deberían mantener la actual actitud. Los mercados no nos financian porqué no se creen nuestra empresa, pero es que nadie ha vendido nuestro plan, porqué no lo tenemos. Todos esperan que la situación mejore por si sola, que a la postre ha sido la principal política económica en los últimos quince años: si a los demás les va bien, ya nos arrastrarán.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Desidia

Desidia: Negligencia, falta de cuidado y de interés.
Probablemente existan mejores adjetivos para describir la gestión de nuestro ejecutivo, pero no se me ocurren en este momento. Hace unos meses estuvimos a punto del desastre, nos llamaron desde Berlín y desde Washington para que nos pusiéramos las pilas. Nuestro gobierno actuó como lo que es, un grupo de malos estudiantes que hinca los codos la noche antes del examen, pide al profesor que le da más tiempo y promete hacer un trabajo para completar la mala notas obtenidas. Como todos sabemos, lo que acaba ocurriendo es que el estudiante, indolente, deja pasar de nuevo su oportunidad y en la siguiente convocatoria le vuelve a ocurrir lo mismo. La desgracia es que el profesor acostumbra a perder la paciencia y no vuelve a "tragar" con una nueva excusa.
Los mercados no nos van a dar una segunda oportunidad, sino se toma alguna decisión pronto, vamos directos al desastre.
Lo peor de todo es que se puede estar en desacuerdo en que el "timming" lo marquen los mercados o que la política de austeridad no sea la adecuada para España, aunque lo pueda ser para Alemania o para Francia, se puede discutir y tomar otro tipo de medidas, hacer algo. La sensación que uno tiene es que dejamos pasar el tiempo para ver si se "arregla solo".
Hoy se ha conocido el dato del desempleo estadounidense y, en contra de las previsiones, se está creando empleo. Crecen, crean empleo y encima le pegan un duro correctivo a Obama. Dudo que aquí llegue a pasar algo. Se quiere reestructurar el sector financiero y nos quedamos a medias, queremos reestructurar el mercado de trabajo y, pese a ganar la huelga general de calle, se pacta con los sindicatos de funcionarios nombrando a un ministro que días antes se había manifestado públicamente en contra de la ley que como ministro ha de desarrollar. Eso sí, en caso de duda los apellidos se pondrán por orden alfabético.

viernes, 8 de octubre de 2010

Rodalies vs cercanías

Ayer tuve una experiencia "rodalies" que es como en Catalunya llamamos a los trenes de "cercanías". Hay que explicar que el servicio de "rodalies" está transferido a la Generalitat desde enero de 2010. Se pidió la transferencia para, obviamente, mejorar el servicio. Mediante la falacia de que si está más próximo se es más eficaz (se es más eficaz siendo más eficiente), el estado ha acabado cediendo a las presiones y se ha producido el cambio de titularidad. Por lo visto el tiempo que ha pasado desde que se ha producido ese cambio hasta la actualidad no ha sido suficiente.
Mi experiencia ha consistido en que, encontrándome en la Plaza Catalunya, opté por utilizar la Renfe para llegar a mi domicilio; razones de proximidad a la estación y de que la hora anunciada de paso del convoy que iba a mi destino me proporcionaban un trayecto más eficiente que el que normalmente utilizo, los FFCC de la Generalitat. Acostumbrado a este último servicio que se caracteriza por una puntualidad exquisita y un buen servicio, pensé que llegaría razonablemente más temprano a mi domicilio. Craso error. El tren anunciado de la línea R7 (el cambio más profundo detectado hasta el momento es que la línea ha pasado de denominarse C7 por R7, por lo de "rodalies", claro) y que en teoría cubre un pasillo entre Barcelona, Cerdanyola y Martorell tenía prevista su llegada a las 20,10. Mi primer elemento de "mosqueo" fue que al preguntar a una señora de información sobre la vía y la línea a utilizar me mando salir de la estación de Renfe e ir a la de los FFCC de la Generalitat, ante mi sorpresa insistí que lo que quería utilizar era la Renfe y por fin conseguí que me dijera la vía de acceso. Instalado en ella pude observar como los trenes "realmente" circulaban con un retraso superior a los 25 minutos, algo que, pese a la evidencia, no se reflejaba en los paneles informativos que mantenían, imperturbables, el horario oficial. Ningún mensaje, ninguna explicación. Por lo que observé en la estación supuse que la situación que estaba viviendo era de lo más frecuente y normal. LLegó a las 20,35 mi tren R7 y sin ninguna otra información adicional que un haz deslumbrante que anunciaba la entrada del convoy en la estación. Mi sorpresa posterior es que, pese a compartir denominación y línea, el tren que cogí no llegaba hasta Martorell sino que se quedaba en la Estación de la Universidad Autónoma. Ningún anuncio ni ningún aviso, tan sólo la constatación de que me quedaba ¡¡solo en el tren!!.
Bajar en la oscura estación y a esperar el siguiente tren que tenía que pasar a las 21,10 y que, este sí, cubría la línea por completo hasta Martorell. En la estación me encontré a un nutrido grupo de estudiantes que regresaba a sus casas y que debido al retraso del convoy, por supuesto no pasó a las 21,10 sino a las 21,35, les significaba perder un enlace y no poder llegar a sus domicilios hasta cerca de la medianoche, algo que por sus exclamaciones deduje que no era ocasional sino, al contrario, lo más habitual. Una parada después yo alcanzaba mi destino 2 horas después de haber iniciado mi tránsito por Renfe, cuando lo normal hubieran sido 35 minutos.
Esta historia puede parecer producto del enfado por llegar tarde pero no es así, nuestro país adolece de muchas cosas y una de ellas es la de un nivel aceptable de productividad, uno de los elementos que permite aumentos de esta variable son precisamente las comunicaciones. Una mejor y más eficiente red de transporte público reduciría presión sobre los servicios que están sobreocupados mejorando la sensación de confort de los viajeros de los FFCC y no empujaría a los usuarios a utilizar el vehículo propio para sus desplazamientos, además que favorecería la utilización del servicio de Cercanías, en aquellos casos en los que hay alternativas, redundando en un menor déficit del servicio público.
A fin de cuentas, si los convoyes circulan "siempre" con media hora de retraso, quizás la solución sea adecuar el horario a la realidad. Es mejor siempre la certeza que la incertidumbre: reduce costes.

domingo, 3 de octubre de 2010

Artículo brillante

Una vez más Krugman nos demuestra porqué es uno de los economistas más brillantes de nuestra época. Os adjunto el artículo publicado este domingo escrito junto a Robin Wells en el que, de forma docta, nos explican las verdaderas raíces de la actual crisis. Su nefasta similitud con la crisis japonesa y, desgraciadamente sus efectos, también parecidos a los que ha sufrido y sufre el país nipón.
La ola de ortodoxia en relación al gasto público puede frustrar la actual recuperación y convertirla en una en forma de L, es decir, crecimiento plano no creador de empleo durante mucho tiempo. Lamentablemente no creo que haya espacio para la esperanza, los gobiernos y los políticos son incapaces de liderar la salida de la crisis actual, desplazando a los mercados de su actual papel de jueces de las democracias planetarias.
Aquí os dejo el link: ¿Por qué seguimos cayendo?.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

La huelga

Siempre es complicado opinar sobre una huelga. En España, sobre todo, tenemos cierto sentido de la culpabilidad heredado de tantos años de no poder ejercer ese derecho y no está demasiado bien visto opinar en contrario. Los políticos de izquierda, si a lo que tenemos podemos llamarle izquierda, se siente sumamente incómodos, los de la derecha también a riesgo de ser tildados todos ellos de antidemocráticos y de "fachas". Pero quizás a estas alturas deberíamos empezar a madurar y ver exactamente a que obedece el llamamiento a una huelga general y si su celebración va a conducir a la consecución de algún elemento positivo.
La huelga general a la que estamos convocados obedece a las últimas medidas económicas tomadas por el gobierno. La más protestada, la que ha llevado a los empleados de los FFCC de la Generalitat a incumplir los servicios mínimos con la comprensión de los líderes sindicales, es la de la reducción unilateral del salario un 5%. Una medida que ha afectado, singularmente a un nutrido número de personas y que en su mayoría son funcionarios, es decir, trabajadores que tienen un contrato de por vida con la administración y que no pueden perder el puesto de trabajo porque es suyo.
El resto de trabajadores ya veníamos sufriendo ajustes, el más doloroso el del paro, algo que, repito, al colectivo funcionario le es ajeno completamente. Los asalariados que han perdido el empleo, están dispuestos no a rebajas del 5% de sus sueldo sino a veintes y treintas por ciento, puesto que el hecho fundamental es tener trabajo. Lamentablemente ni con esas rebajas de sueldo es posible, en muchas ocasiones, encontrar trabajo. La bolsa de 4 millones de desempleados, aunque se estén formando, es un indicador incontrovertible de que el ajuste vía precios todavía no ha terminado.
El mercado laboral español es un mercado inelástico y que prima a los trabajadores con empleo de larga duración sobre el resto de población activa. Su reforma debía de haber estado, no ya en la agenda de Zapatero, sino en la de Aznar y me atrevería incluso a decir que en la de González de la última legislatura, pero por desgracia no ha sido abordada en rigor por ningún gobierno hasta ahora. La que ahora se pretende vuelve a ser insuficiente y en esto los sindicatos tienen razón, aunque no la que pretenden. El resto de Europa con sistemas laborales distintos tienen la mitad de desempleo y más del doble de crecimiento: seguro que en algo nos equivocamos.
La huelga puede ser un "éxito" o un "fracaso" o ambas cosas a la vez y me temo que dependerá más de elementos estratégicos, como las comunicaciones o los piquetes (es decir el miedo físico) que de factores ideológicos o de verdadera voluntad de la gente de realizarla; algo que está muy lejos de lo que en verdad es una huelga.

martes, 14 de septiembre de 2010

Desempleo y deformación

Si no fuera tan lamentable uno podría pensar que el señor presidente del Gobierno se ha marcado una "boutade" en plena cumbre para demostrar los tranquilo que está frente a la Huelga General que le espera a la vuelta de la esquina.
No es comprensible que este señor nos envíe este mensaje; la solución no es maquillar las cifras, a la postre algo dudoso, por cuanto los cursos de formación no duran eternamente y cuando éstos finalizan, el formado vuelve al paro. Este señor también tendría que saber que puestos a poner énfasis en la formación, hoy por hoy existen poquísimas plazas de formador y menor dotación para los cursos, por lo que, poniendo muchas voluntad tampoco sería posible reducir significativamente el desempleo dadas las insignificantes plazas con las que cuentas las autonomías (este capítulo está traspasado) para dedicarse a tal actividad.
De todas formas hay que felicitarse dado que tenemos al descubridor del pleno empleo en recesión: se envía a todos los parados a formar y solucionado. Que cuartelario.

viernes, 27 de agosto de 2010

Mineros

Vuelvo de vacaciones y quizás la noticia más impactante es la de esos 33 hombres que están a 700 metros de profundidad. Hay un evidente elemento trágico en la historia y pese a que podemos contactar con ellos gracias a la tecnología actual y mantenerlos con vida mientras dure el rescate, que ya nos prometen largo, no dejo de pensar en aquella película sobre un suceso parecido acaecido en Kentucky en 1925 y que nos narraba la violencia del periodismo sensacionalista de la época, la película en cuestión era "El gran carnaval" interpretada por el gran Kirk, no el James T. sino el Douglas, y dirigida por Billy Wilder que siempre deja su indeleble sello en cualquiera de sus obras.
Mucho me temo que en esta ocasión el drama humano irá desapareciendo paulatinamente de las primeras páginas de los periódicos, sólo con apariciones puntuales para irnos recordando como superan su particular trauma los mineros y como sufren sus familiares en la superficie. Ya han aparecido por el escenario de la tragedia la tripulación de un submarino y miembros de la NASA para ayudarles a superar el aislamiento total al que van a estar sometidos durante los próximos meses.
No dejo de pensar que esos mineros van a vivir en una particular cápsula del tiempo, ajenos a los ratings, a la refinanciación, a las elecciones, a la Reserva Federal, al clima hostil, a todo aquello que es cotidiano para nosotros, al déficit público, al paro, a la inflación, a la deflación, al crecimiento, al Constitucional, a los toros. Iba a decir que al fútbol pero me temo que será de las pocas que se siga con pasión. Espero que todos sean del mismo equipo.

jueves, 15 de julio de 2010

Stress test

El próximo 23 de julio se van a dar a conocer los resultados del stress test realizado por el Committee of European Banking Supervisors (CEBS). Por lo que he podido ver en un informe de J. P. Morgan, los resultados van a ser, en general, mejor de los esperado. Se ciñen, eso sí, a los bancos que cotizan, dejando a un lado los no cotizados, entre ellas nuestras famosas Cajas de Ahorro. Según el análisis realizado por JP el único banco español que estaría en la zona peligrosa sería Bankinter, eso sí, en la frontera con la zona "segura". El resto de bancos analizados, SAN, BBVA, POP, BTO estarían claramente por encima de los niveles exigidos para pasar el test, como además el ajuste del mercado se ha concentrado claramente en el sector bancario y dado el peso de estos en muchos índices, entre ellos nuestro Ibex, si no cambía la situación, podemos encontrarnos que los índices pueden presentar durante el final de julio y agosto un comportamiento potencialmente alcista.
No obstante en nuestro país vamos a ver como le afecta la revelación del estado de las cajas, elemento claramente desestabilizador por cuanto entramos en una zona bastante gris de nuestra economía. Ayer se podía oir a un Llamazares en el discurso del estado de la nación quejarse de que se vaya a despolitizar a las cajas, por cuanto el pensaba que eso no era intrínsecamente malo: él era político y no se avergonzaba de ello. La pega estriba en que demasiadas formaciones políticas han utilizado a las cajas como verdaderos bancos centrales de sus comunidades autónomas, utilizando los fondos de la Obra Social y los cargos en los Consejos de Administración como palancas para el enriquecimiento personal y partidil.

martes, 22 de junio de 2010

Efecto bola de nieve

Hay gente que es verdaderamente especialista en querer que las cosas vayan mal. Habrá muchas cosas que los norteamericanos no tengan, pero una de las que tienen es el sentido patriótico de la realidad. En muchos sentidos son capaces de realizar una profunda autocrítica pero la hacen cuando toca, ahora no toca hacer autocrítica sino que toca hacer "piña".
En nuestro país también hacemos piña, pero de las otras. Hay especialistas en rebuscar las noticias más extrañas para aprovechar y sacarlas a colación. En muchos medios periodísticos se ha instalado además una suerte de vicio que consiste en hacer que los demás trabajen para uno mismo, ya no se hacen artículos, se dedican a rebuscar artículos que pongan a nuestro país a parir y lo reproducen. Hoy mismo aparece una noticia en Expansión que hace referencia a un artículo publicado en el Wall Street Journal, por Irwin Stelzer en el que, una vez más y van n mil, nos vuelve a contar que España va mal, que lo de Grecia no es nada y que España es el verdadero problema. Como somos tan listos vamos y lo reproducimos, con orgullo, para eso somos españoles, que caramba. El Sr. Stelzer es un escritor de artículos que trabaja en el Hudson Institute, un think tank neoconservador que propugna el capitalismo ultraliberal, el ala derecha del partido conservador norteamericano. Lo publica el Wall Street Journal, que no es precisamente un medio liberal y lo hace el día en el que su presidente alaba las medidas tomadas por la administración española. Será todo casualidad, como lo es que funcionarios alemanes filtraran rumores tendenciosos sobre España, sabiendo que los bancos que realmente están tocados son los suyos. Todo el mundo tira pelotas fuera y señala con el dedo al vecino para que no nos fijemos en el patio propio, menos nosotros, tan quijotes, tan patriotas, nosotros ayudamos a que los demás nos hundan más. Que país.

lunes, 7 de junio de 2010

Make my day

Los mercados andan hechos unos zorros, y los operadores van en plan "Harry", disparando a todo el que se mueve. No parece que haya demasiada lógica en los movimientos de las últimas sesiones, salvo que todo el mundo haya llegado al convencimiento que no hay solución, que la única alegría del día (make my day) sea la de esparcir el ahorro de los inversores en este mar de volatilidad.
Leo en un artículo que Fidelity cree que las medidas para reducir el déficit van a provocar que las economías más débiles no salgan de la recesión. Elemental Dr. Watson, los objetivos de crecimiento, reducción del paro y el de reducción del déficit en un ambiente recesivo y sin autonomía monetaria son antitéticos. Es la cuadratura del circulo. Como nos hemos empeñado en que los mercados nos dirijan, ya hemos llegado al destino: "No way out".
Dado que los mercados evolucionan y actúan en su propio interés, las soluciones que se van adoptando a golpe de pito, sólo benefician a los operadores; que no tienen que responder ante nadie y que las pueden tomar en cuestión de minutos. Los países no tienen la misma cintura, no pueden tenerla.
España no tiene unos niveles de déficit ni de deuda pública que se puedan asociar a los niveles de riesgo de default asociados a la cotización de esas armas de destrucción masiva que son los CDS's. Quizás no nos correspondan los tipos de interés alemanes y haya que pagar una prima por ello, pero ello no ha de significar que se destruya el ahorro de los inversores. Los mercados están desarrollando una estrategia de tierra quemada, las grandes manos se están llevando todo por delante y puede ser que la próxima vez que quieran recurrir al ahorro popular se encuentren con una aversión al riesgo extrema.

viernes, 4 de junio de 2010

El último que cierre la luz

Existe la leyenda urbana en torno a los "lemmings" que nos dice que, una vez alcanzan determinada población que es excesiva para los recursos de su ecosistema, se lanzan todos juntos al río en una especie de suicidio colectivo. Parece que lo que en verdad sucede es que tienen un "particular" sentido de la orientación en el que "faltan" las actualizaciones y pese a que puede haberse producido un cambio en la ruta que seguían, cambio en el curso del río por ejemplo, si su instinto les dice que deben ir por allí, ya se puede apartar el río.
Aunque parezca mentira, este tipo de comportamientos son muy "humanos". Los mercados han decidido, hace tiempo, acabar con el euro, con la Unión europea y con lo que haga falta. En esta historia los que van a salir perdiendo no están ni invitados, son como Zapatero en el club Bildelberg, diga lo que diga no va estar en las reuniones "secretas" dónde se cuece el cocido y diga lo que diga no va a servir de nada. A España le han cambiado la etiqueta y si hasta ahora había la de comprar ahora tenemos la de vender. Hoy casi nos meten 200 puntos de diferencial con respecto al Bund, ¿es porque los "amigos" de Moody's nos han rebajado de AAA a AA? porqué muchos países ya quisieran tener esa calificación y a ellos no les están dando hasta en el carnet de identidad. ¿Porqué este ensañamiento? It's Nothing personal, it's just business.

viernes, 28 de mayo de 2010

Sana envidia


Bueno, parece que no todo van a ser malas noticias. Desde el otro lado del Atlántico se han puesto de verdad las pilas. EEUU es en muchos aspectos una sociedad admirable y objeto de sana envidia: recursos humanos, naturales, capacidad, iniciativa, pragmatismo y confianza en sí mismos. Esos valores propician una resistencia a la adversidad y una inagotable fuente de innovación. Es obvio que no es una sociedad perfecta, pero no cabe duda de que cuando deciden hacer algo simplemente se ponen a la labor y lo consiguen.
A su favor y en contraposición a Europa tienen un mercado de trabajo más elástico, fruto de la gran movilidad de los trabajaAñadir imagendores que se desplazan rápidamente de los estados con más paro a lo que tienen menos, un idioma y una "way of life" homogénea en todos los estados de la nación permiten el ajuste inmediato de los recursos. La Reserva Federal actúa de forma coordinada impidiendo sucesos como el griego, o como los de los PIIGS. La irresponsabilidad fiscal también está presente, California está en la bancarrota, pero Washington está detrás y no va a permitir que ello suceda.
En el gráfico que adjunto aparece la evolución de los beneficios de las empresas que cotizan en el SP500, el índice que recoge a las 500 empresas más importantes de los EEUU.
Tras la caída del año pasado se ha vuelto a recuperar la senda que se mantenía históricamente. Esperemos que el efecto contagio nos alcance de alguna manera.

jueves, 27 de mayo de 2010

Sonrisas y lagrimas

Cuando he visto esta tarde en la "tele" a nuestro presidente del gobierno explicar con esa sonrisa suya, tan a lo "Joker" que había logrado aprobar el plan de ajuste con un voto gracias a la abstención de CiU, CC y UPN, no he sabido si reír o llorar.
Nuestro país es un engendro que juega constantemente al "lost - lost".
"Cuanto peor le vaya al país más fácil será que salga elegido en las próximas elecciones" es el leit motiv de todos los partidos - sin exclusión-.
En nuestro país, a excepción del momento histórico de los Pactos de la Moncloa, no ha existido en ningún momento la altura de miras necesaria (por parte de ninguno de los responsables políticos) para mirar por el futuro del país en vez de por el del propio partido. Faltos de cultura democrática, nuestra democracia ha devenido en arribismo cutre. En todos los partidos que han tocado "poder" ha aparecido en algún momento la sombra del delito y la salida por la que se ha optado es la del "y tu más".
Nuestro crédito se agota, es necesario un cambio; aunque tal como es el recambio, da mareo y vértigo. Esta vez los de las pateras seremos nosotros.

lunes, 24 de mayo de 2010

La Reserva Federal española


Esta crisis al final va a servir para poner ciertas cosas en su sitio. Nuestro sistema financiero es un tanto peculiar, por un lado están las entidades financieras privadas, los bancos y, por otro, las de titularidad pública o semi-pública.
Las cajas nacieron como instrumento de intermedicación del ahorro popular, encauzando una parte importante de los recursos nacionales, asumiendo un importante papel en la oferta hipotecaria a precios ligeramente más populares y desempeñando un papel de instancia de último recurso gracias al Monte de Piedad, recurso que paliaba la tiranía del crédito en prenda usurario.
Esto fue en sus inicios hasta que el mercado lo invadió todo, como no podía ser de otra forma, las cajas para poder sobrevivir tenían que utilizar las mismas armas que sus competidores, los bancos, sobre todo a partir de difuminarse la frontera que normalmente diferenciaba la clientela de unas y otras instituciones. La bonanza económica permitió un importante trasvase de clientes de uno a otro lado. Además del papel tradicional que se espera realice una institución financiera, el carácter popular de las cajas condiciona que los beneficios no se repartan en forma de dividendo sino en algo muy peculiar que es la Obra Social. Los partidos políticos y la Iglesia han sido los grandes receptores de estos fondos que han repartido según sus criterios en forma de reparto de poder. Las autonomías no se han quedado atrás y han utilizado el modelo de las cajas para contar con una especie de Sistema de la Reserva Federal que financiaba muchas de las obras públicas que el estado central no cubría. A unos y a otros les ha ido de perlas hasta que el sistema ha reventado por las hipotecas basura. No hace demasiado tiempo que las cajas corrían detrás del promotor y del comprador de vivienda al grito de: "si lo quieres, lo tienes". Ahora viene el FMI con las rebajas y ya ha adelantado que quiere que las dos cajas más grandes, "La Caixa" y "Caja Madrid", los bancos centrales de las autonomías madrileña y catalana, se privaticen: Arderá Troya.

sábado, 15 de mayo de 2010

Greed is good

Vuelve Gekko¡¡¡.
No debería sorprendernos esta noticia, sólo hay que ver como está el mundillo financiero y veremos el humo de sus "Davidoff" nublando nuestra consciencia. ¿Qué fumará ZP?
Esta semana hemos visto lo nunca visto, volviendo al mundillo cinematográfico parece que estemos a las puertas de Orión, a la izquierda de la puerta de Tannhäuser según se entra disparando rayos "C". Subidas en el Ibex de más del 14%, descensos de más del 6%, todo ello en un momento en el que todo parecía indicar que la razón iba a empezar a hacer acto de presencia. Durante el anterior fin de semana se había terminado el período político español conocido como el del "optimismo antropológico" y daba inicio el "protectorado europeo" sobre nuestro país, algo que, dadas las actuales circunstancias, deberíamos agradecer.
El concepto de Europa se está redefiniendo durante estos meses y busca su consolidación que pasa por un mayor grado de integración política y sobre todo fiscal, algo que no nos ha de extrañar puesto que quien pone el dinero quiere saber en que y como se gasta. Visto que no lo sabemos hacer bien y después de haber gastado todo nuestro crédito (monetario y político) nos han puesto en nuestro sitio. Es ridículo recordar que el mismo que acata las llamadas era el que se pavoneaba hace un par de años de haber relevado a Italia en el "ranking" europeo.
Los mercados han contestado a las llamadas del único modo en que lo saben hacer. Volviendo al manual de conducta financiero que es "Wall Street", hay un diálogo en la película cuando Bud Fox recrimina a Gekko que haya decidido vender "Bluestar" que es paradigmático de la situación actual:

Bud Fox: Why do you need to wreck this company?
Gordon Gekko: Because it's WRECKABLE, all right? I took another look at it and I changed my mind!

Pues eso: Spain is WRECKABLE.

jueves, 6 de mayo de 2010

Histeria viral

Esta mañana he leído unas declaraciones de Andrés Neuman, escrito argentino y reciente premio Alfaguara, sobre el paralelismo que existe entre la gripe aviar y el contagio griego. La forma en que se transmiten ambos virus parece tener el mismo foco: la prensa, tanto la televisiva como la escrita.
La crisis afecta a todo el mundo, aunque a unos más que a los otros, por ejemplo, la prensa escrita está pasando por un momento especialmente difícil: el cambio de su paradigma de difusión hace prever un cambio de modelo de negocio de gran calado. La gratuidad de Internet, su difusión y su instantaneidad, el fenómeno de los bloggers o del twuiteo enfatiza el carácter decimonónico del formato de prensa tradicional; y hay mucho en juego: imperios de poder y de dinero. Las transiciones son siempre lentas y costosas y la de la información no va a ser diferente, mientras, se sobrevive a base de exabruptos informativos, en base a la desinformación, el filtraje de las noticias (¿porqué sólo aparecen noticias negativas en primera plana?) realmente tenemos tanta necesidad de morbo, de ver la desgracia ajena para sentirnos mejor con la nuestra. El escándalo continuo, el desgaste permanente. Con la gripe aviar tuvimos un primer ejemplo de transmisión de catástrofe a nivel mundial, con el caso griego la segunda onda. Y encima de todo ello, sobrevolándolo y valorándolo todo: el mercado. El mercado es voraz y bulímico, siempre necesita estar comiendo para sentirse bien consigo mismo y devora todo lo que encuentra en su camino. Las economías periféricas europeas no estaban en riesgo de default hasta que se empezó a hablar de ello, hasta que salió en las portadas. Primero el riesgo de los países ahora la deuda de las empresas. Se han empeñado en destrozar y lo van a conseguir, puesto que quien tiene capacidad para pararlo no está ni se le espera. Pediría elecciones anticipadas, pero no creo que la alternativa sea mejor: quizás sería mejor que nos comprase entero otro país: China por ejemplo.

sábado, 1 de mayo de 2010

Catch 22

"Trampa 22" es una película de cierto éxito de los años 70 basada en un libro con el mismo título escrito por Joseph Heller. En el se relata las experiencias de un piloto de combate norteamericano enrolado como tripulación de un bombardero en la campaña de Italia. La Trampa 22 define aquellas situaciones conocidas como "callejones sin salida", en los que la solución al dilema es precisamente aquello que se quería evitar. En el libro, el protagonista "Yossarian" que es, por cierto y retomando nuestra serie de Tragedias griegas, en cierta forma el alter-ego de Aquiles en la Iliada, quiere dejar de volar en misiones pero para ello o hace un número mínimo que su superior va aumentando continuamente o debe de estar loco, aunque solo si se está loco puede realizar las misiones que le encomiendan y tampoco puede ir al médico porqué sólo alguien que no está loco pediría que le diagnosticarán la locura.
La situación económica de los PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España) es una típica trampa 22. Todo lo que hagan para salir de la crisis sólo provocará una mayor profundización de ella y más se retardará su salida. Krugman ha escrito recientemente un artículo que titula la "trampa del euro" en el que culpabiliza a la divisa europea más que al déficit de la actual situación:
http://www.nytimes.com/2010/04/30/opinion/30krugman.html,
en el artículo defiende que la solución al actual problema pasa porque en Alemania haya inflación y en Grecia y resto de países PIIGS deflación, como los alemanes están poco por la labor de aumentar su inflación, el peso recaerá exclusivamente en los países de la periferia. Krugman argumenta que si no se perteneciera al euro se podría devaluar y con ello ajustar rápidamente la actual diferencia de precios que ocasiona la crisis, abaratando los precios de los bienes y servicios y devolviéndolos a su nivel competitivo. La pega es que es demasiado tarde, ya no se puede volver ni al dracma ni a la peseta ni tan siquiera al "euro B" sin que implosione toda el área euro. La deuda actual de todos los países de la eurozona está nominada en euros y por lo tanto cualquier modificación la afectaría directamente. Si se volviera a las antiguas monedas ¿qué pasaría con esa deuda? nos costaría el doble de pagar. ¿Se produciría una quita? no creo que nos dejarán volver al mercado y entonces ¿como nos refinanciaríamos?. La solución es que no hay solución. Habrá que esperar a 2016.

martes, 27 de abril de 2010

Tragedias griegas (3)

Dentro de la serie de "Tragedias griegas" hoy traigo la historia de Pigmalion. Pigmalion ilustra la "profecía del autocumplimiento". El protagonista de nuestra tragedia es un escultor que se enamora de una de sus creaciones, una estatua de mujer. Es tal su amor que, Afrodita, compadecida, le da la vida. Al cine fue llevada con gran éxito en varias versiones, una de las más celebradas es "My fair lady" según la obra teatral de George Bernard Shaw, ya saben la de "la lluvia en Sevilla es una maravilla".
La profecía de autocumplimiento viene a cuento de todo lo que está ocurriendo en Europa estas últimas semanas. Hemos creado un gran Leviatán al que no sabemos como controlar, me refiero a la entelequía conocida como "mercado". El mercado es un lugar donde se cruzan la oferta y la demanda y se realizan intercambios de bienes y/o servicios a un precio denominado de equilibrio. En teoría, para que funcione bien el mercado, ha de ser transparente, es decir la información debe fluir de forma total y accesible para todos los participantes. No todos los mercados son transparentes a pesar de que exista mucha información, el financiero es uno de ellos, tiene un metalenguaje propio que no todo el mundo conoce y la información se reparte de forma asimétrica.
Grecia está en el centro de la tormenta que ya está empezando a tomar características de huracán y amenaza con derribar los pölders de los países europeos e inundarlo todo, praderas centroeuropeas inclusive.
La zona euro debe servir para algo más que para lo que se está viendo. Los alemanes deben entender que el precio pagado por países como el nuestro ha sido la desertización industrial a cambio de entrar en el club de la estabilidad y el welfare state. La culpa no ha sido exclusivamente de ellos pero ellos se han beneficiado de un mercado como el nuestro y de importantes beneficios durante los años de bonanza. Nosotros lo hemos pagado con endeudamiento: para alcanzarles: nuestro sueño era parecernos al burgués hamburgués.
El mercado dice que Grecia está al borde de la suspensión de pagos y cotiza al alza el precio del seguro, el CDS, lo que hace que sea más probable que Grecia suspenda pagos dado que la cotización del seguro (el CDS) encarece el tipo al que debe refinanciar. Como todo el mundo vende deuda griega, no consigue esa financiación y empeora más la situación y así hasta que Galatea se convierta en mujer de carne y huesos.
Para evitar el efecto Pigmalion están los gobiernos europeos, ellos deben prestar el dinero para frenar la especulación y el deterioro crediticio griego: en su propio beneficio, aunque electoralmente pueda pasarles factura. Es tiempo de estadistas sin miedo al riesgo y sólo tenemos políticos mediocres.

miércoles, 21 de abril de 2010

Cenizas

El volcán Eyjafjallajokull ha provocado un verdadero caos en las comunicaciones europeas durante toda la semana pasada. Sus cenizas se han esparcido por encima de fronteras y han provocado el mayor caos aéreo de la historia de la aviación civil. Los efectos negativos se han concentrado en decenas de miles de viajeros que han visto como sus apretadas agendas reventaban. Las compañías de aviación han visto evaporarse unos considerables ingresos de sus maltrechas cuentas de resultados y centenares de empresas han comprobado lo perecederas que eran sus mercancías.
Aunque no todos han salido perdiendo de esta historia, como siempre en cuanto se produce un desajuste del mercado intervienen los arbitrajistas para reconducir la situación. Taxistas y empresas de transporte por carretera han hecho su particular agosto durante estos grises días, y también cierta cantidad de pícaros, que abundando en el descontrol reinante, se han aprovechado de viajeros en situaciones de extrema vulnerabilidad. Carreras a precios de viaje lunar han permitido que los que tenían una necesidad imperiosa de movilidad pudieran satisfacerla. Otros, menos nerviosos, han extendido sus vacaciones o han trabajado on-line, demostrando una vez más que la desubicación del factor trabajo puede ser una realidad y que ello permitiría aumentar la productividad y facilitaría la conciliación laboral y familiar. La sociedad-internet debería poder reducir los estragos causados por un volcán de nombre impronunciable.

miércoles, 14 de abril de 2010

Los idus de abril

Ayer día 13 fueron los "idus" del mes de abril, los idus para los romanos eran días de buenos augurios y ayer el gobernador del Banco de España dio una conferencia en la que ofreció una buena ración de ellos. Discurso del gobernador. XVII Encuentro del sector financiero. Deloitte-ABC
Por un lado nos dijo que el sector financiero está haciendo los deberes y que, en su gran mayoría, saldrá más o menos indemne de la actual crisis, también habló de la situación actual de la nueva normativa comunitaria sobre riesgos financieros y ya adelantó que se está progresando adecuadamente en su confección y que ya muchas entidades se están preparando para la nueva etapa.
Por otro lado y oficiando ya de augur, advirtió que si no se corrige el desempleo acabará siendo el peligro más importante para el sector financiero, puesto que provocará una mayor tasa de impagados, mayor mora y mayores provisiones en los bancos, lo que retrasará y lo que es peor, pondrá en peligro la recuperación global de la economía española, para ello debería hacerse lo posible para flexibilizar el mercado de trabajo, verdadero escollo para alcanzar un nivel de desempleo menor en España.
También advirtió que deben hacerse progresos en la vía de la búsqueda de nuevas fuentes de financiación para las empresas pequeñas y medianas.
Los tiempos que nos esperan serán mucho más adversos al riesgo y el sector financiero no prestará en igual medida en la que lo ha hecho hasta ahora, por lo que, si queremos que el tejido empresarial más importante en cuanto a empleo en nuestro país no se vea abocado al desastre, tendremos que buscar soluciones imaginativas. Una vía debe pasar por el recurso al mercado bursátil y en este sentido el MaB es una alternativa completamente válida pues facilita precisamente la obtención de fondos a las pymes para sus proyectos de crecimiento y expansión.

sábado, 10 de abril de 2010

Agujeros negros

En el universo abundan los agujeros negros, espacios físicos dónde la gravedad es tan intensa que no puede escapar ni la luz. Son enormes aspiradores de vida. En la Tierra tenemos alguno de estos fenómenos, uno de ellos está situado en el bosque de Katyn. Este agujero se abrió, que tengamos constancia, en la primavera de 1940, cuando la NKVD ejecutó a 22.000 soldados y oficiales del ejército polaco tras el pacto en el que Stalin y Hitler se repartían Polonia.
Este hecho y el que no lo reconocieran ni el gobierno soviético ni el ruso ha envenenado las relaciones ruso - polacas durante decenios. Hace unos días con el pase de la película "Katyn" en la televisión rusa y posteriormente, el reconocimiento del primer ministro Putin, parecían que iba a cerrar esa obscura herida abierta.
Hoy mismo, ese agujero negro parece empecinado en no cerrarse y en querer seguir absorbiendo luz y vida, en el accidente aéreo han muerto, además del presidente polaco, familiares de los fusilados y parte de la actual cúpula militar y política.
Hace falta mucha más luz para cerrar ciertos abismos.

jueves, 8 de abril de 2010

Tragedias griegas (2)

Dado que todavía sufrimos el castigo griego, en los mercados pese a que Trichet no quiere ni oír hablar de default lo cotizan ya a 472 puntos básicos, quiero continuar con esas entrañables tragedias. La que hoy traigo a colación está relacionada con la penitencia. Hércules tuvo que realizar, según la mitología helena, doce trabajos para expiar haber matado a un buen número de familiares para poder ser rey. Es un tema muy actual, el dinero y el poder incluso corrompen a los semidioses.
Hoy he visto dos imágenes relacionadas con la penitencia, una la de Charles Prince, ex CEO de Citi, pidiendo perdón porque "nuestra gestión, empezando por mí, no fuera más profética y que no hubiéramos previsto lo que teníamos delante" y la de Jaume Matas (ex Presidente Balear y ex ministro de España) diciendo que "Me han destrozado el futuro, me han hecho mucho daño y me he quedado sin trabajo", esto lo dijo después de haber conseguido sin ninguna dificultad 3 millones de euros en cash.
Las disculpas no van a servir de nada a todos los que se han visto afectados por la crisis y que, en el caso norteamericano, han perdido bienes y sus casas. Probablemente sería redondo que encima devolviera todos los bonus que ha cobrado por no saber "profetizar", dado que para algo se le remunera mejor que al resto de los mortales. Pese a todo, delante del Congreso, ha pedido perdón y ha lamentado lo sucedido.
La otra figura se lamenta de haber perdido su empleo después de estar imputado por varios delitos económicos y de no respetarse su presunción de inocencia. Por un lado es un escarnio decirlo ante más de cuatro millones de españoles en el paro y por otro es obscena la prepotencia con la que algunos se defienden. Sin duda, aunque no sirva de nada, prefiero el modelo anglosajón.

martes, 6 de abril de 2010

Tragedias griegas

Cuando todo parecía estar más o menos arreglado: la UE se había reunido y había dado un punto de apoyo a Grecia, va y los mercados lo desmontan.
Todo en sí parece dispuesto para una de esas tragedias a las que los griegos están tan acostumbrados y que viven con especial intensidad. Prece que estén condenados a vivir de esa forma, tan al límite, sin red, tan divinos y tan humanos.
Por un lado están los griegos, como buenos meridionales están acostumbrados a forzar los límites, un día les dicen que pueden entrar en la eurozona si cumplen unos indicadores y, no será por indicadores por lo que los griegos van a quedar fuera del club de los importantes y más sabiendo que ese club va a ser como Midas, todo lo que va a tocar se va a convertir en oro (digo en euros). Los alemanes con tal de poder reunificarse iban a mirar hacia otro lado, los franceses tampoco estaban para ser más papistas que el papa, los ingleses son de otro mundo, el resto no cuenta.
Ya tenemos dentro del euro a los creadores de la cultura, mientras el odre de la abundancia esparce por toda Europa sus viandas, no existen problemas; si, es cierto, se incumplen algunas de las premisas, y para evitarlo se creó un curioso método de ajuste, si te desvías te multo y te desvías más y así hasta el Olimpo, que como es impracticable en la práctica, pues eso, no se hace.
Cuando los americanos hacen saltar la banca y se descubre que todo está montado sobre una base de escayola, viene el gran susto.
Luego están los mercados, éstos son los trasuntos modernos de los dioses: tienen una personalidad propia, se manifiestan de forma no directa, sólo los entienden unos sacerdotes que se hacen llamar analistas y de vez en cuando recuerdan a los mortales que sólo han sido invitados para pagar la cena.
Ya tenemos montado un buen dramón, de esos en los que todo el mundo muere y no queda ni el apuntador. Grecia es un moderno Sísifo, al parecer el padre de Ulises era un "semi-dios" (es decir un analista-inversor) que era conocido por lo astuto que era puesto que conseguía engañar a todo el mundo (de hecho engaña hasta a la muerte y con ello consigue un buen pescozón de Zeus que le condena a subir eternamente un pedrusco a lo alto de una montaña).
Grecia se encuentra ante el mismo dilema, lleva tanto tiempo engañando a todo el mundo que ahora, por mucho que intente demostrar que va a subir la piedra de su credibilidad, todos apuestan a que va a caer de nuevo.

miércoles, 31 de marzo de 2010

El túnel del tiempo

En tiempos de la tv analógica había una serie "fantástica" por partida doble. Pues bien, la realidad actual parece sacada de un guión de esa serie.
Grecia ha conseguido 10 años después volver al pasado. El spread con el Bund alemán (diferencial entre los tipos a 10 años que explica el diferencial de riesgo país) se ha situado a los niveles que alcanzó en 1999 tras un primer intento fallido por entrar en la primera ronda del euro. Lo consiguió en el 2001, gracias sobre todo, a ciertos malabarismos financieros con Goldman Sachs. Los mercados, al igual que las aguas, vuelven siempre a su curso.

martes, 30 de marzo de 2010

Verdades irrefutables


Hasta hace no demasiado tiempo una de las verdades irrefutables que todo el mundo conocía era la de que el precio de la vivienda no podía descender. Se consideraba a la vivienda uno de los activos de referencia a la hora de construir el portafolio de valores que debían contribuir a mantener nuestro nivel de vida una vez nuestros ingresos disminuyeran debido al cese de nuestra actividad laboral. La vivienda junto a las acciones, los bonos y los depósitos a plazo constituían el grueso de nuestro armamento para defendernos cuando llegase el temido/esperado momento de la jubilación. En España sobre todo se ha considerado que la vivienda, "el ladrillo", era la inversión conservadora por antonomasia y que sufrir pérdidas era, cuanto menos, algo relacionado con la ciencia ficción. De hecho en bolsa siempre se decía que el activo con el que se competía era la vivienda puesto que, sólo en las épocas en las que el crecimiento del precio del ladrillo era plano o lindante con la inflación merecía la pena invertir en renta variable. Lo cierto es que durante la última década este tipo de paradigmas no se ha cumplido, puesto que la extrema cantidad de liquidez en el sistema con unos tipos extremadamente bajos e "irreales" para nuestra economía, han empujado a los agentes económicos a una especie de "desenfreno lujurioso" en temas de inversión, obteniendo crecimientos paralelos en todos los activos disponibles: materias primas, real state, acciones, bonos, etc.
En el caso de la vivienda, como ejemplo de activo asociado a riesgo bajo con expectativas de retorno altas a largo plazo, podemos ver cual ha sido la evolución en los últimos años en los EEUU. Todo un ejemplo. No se puede decir que alguien que comprara en el año 1979 pueda estar muy feliz: pierde cerca de un 5% a precios reales.





lunes, 29 de marzo de 2010

Nuevas incorporaciones

Una nueva empresa ha expresado su intención de incorporarse al Mercado Alternativo Bursátil (MaB). Se trata de la cadena de gimnasios DIR, esta empresa proyecta sacar a bolsa un 20% de su capital para financiar sus proyectos de crecimiento y expansión, básicamente la apertura de nuevos gimnasios. La cadena cuenta con 14 centros ubicados en Barcelona capital y Sant Cugat del Vallés. El número de clientes ha permanecido estable pese a la crisis y se sitúan en torno a los 80.000.
Esta nuevo proyecto se suma a los otros cuatro que ya están cotizando en la actualidad, Imaginarium, Zinkia, Gowex y la última, Medcom Tech, que debutó la semana pasada con especial éxito dado que en su primer día de cotización experimentó alzas cercanas al 30%.
El MaB además de ser un instrumento para conseguir financiación para nuevos proyectos permite incrementar la notoriedad de la marca al proporcionarle mayor visibilidad en un entorno de mayor prestigio como es el bursátil. También se obtiene una valoración objetiva de la compañía al estar expuesta con mayor transparencia a los inversores y ello también redunda en otro factor no menos positivo que es el de proporcionar liquidez a los accionistas, algo verdaderamente estimable cuando hablamos de pequeñas empresas.
En otros países como Inglaterra y Francia, la creación de este mercado "menor" ha supuesto un considerable éxito, tanto el AIM inglés como el Alternext francés han revolucionado el sector incorporando a más de 1500 empresas en los últimos ejercicios.

jueves, 25 de marzo de 2010

Educación vial

Ayer vi por televisión un programa donde se debatía sobre la educación vial; el civismo entre los coches, las motos, las bicicletas y los usuarios de transporte público. Curiosamente los únicos que no vi representados fueron los peatones, que son aquella especie de urbanita que adquiere esa condición cuando se baja de cualquiera de los sistemas de transporte mencionados. Traigo a colación este tema porqué me parecieron muy instructivas algunas de las opiniones expuestas que creo, sin duda, son compartidas por muchos de los integrantes de cada subgrupo: los motoristas pueden correr más, adelantar por donde no deben, zigzaguear por entre los automóviles debido a que "ven el peligro antes", los ciclistas tienen una especie de pistola de rayos láser en forma de timbre sónico que permite desplazar a los transeúntes del carril bici gracias a su utilización intensiva, los transeúntes que van por el carril bici son susceptibles de ser atropellados porqué están en una zona de control exclusivo de las bicis. Las bicis, si se saltan los semáforos y están a punto de atropellar a alguien, es por que "no pueden hacer otra cosa puesto que no pueden parar" y si le hacen daño, éste es menor que si se lo hiciera una moto o un coche, por lo que no tienen que llevar seguro de accidentes porqué "si lo llevaran muchos ciclista no cogerían la bici". Un motorista se mostró preocupadamente extrañado porque entre el público sólo una minoría respondiera afirmativamente a su "¿quién no ha ido a 200 en su vida?".
También hubo algo de sentido común cuando se pidió que la concesión de la licencia no fuera vitalicia y hubiera exámenes periódicos.
Lo cierto es que muchas de las opiniones vertidas iban en contradicción manifiesta de lo que el código de circulación vigente exige, y es aquí donde creo que está el "meollo" de la cuestión. Para nosotros aprobar el examen para obtener el carnet es un paso administrativo y el estudio previo de las normas viarias sólo tiene sentido para el objetivo concreto de pasar el examen, una vez obtenido hay una cierta conciencia de que las normas no son estrictas sino que se pueden interpretar, así un semáforo en rojo o un stop, no lo son estrictamente sino en función de lo que en cada momento el conductor interpreta. En otros países ves a la gente que no cruza un semáforo, tanto a pie como en vehículo, hasta que éste no se pone en verde, aquí es relativo. En los EEUU ves carteles dónde te advierten de "it`s the law" (es la ley), para advertirte que transgredir significa cumplir una pena por ello. Aunque, claro, tampoco tienen el esperpento del "caso Gurtel".

miércoles, 24 de marzo de 2010

Agua

El número de este mes del National Geographic está dedicada al agua y he de confesar que me ha parecido espléndido. El agua es el recurso natural más estratégico de cuantos existen. La cantidad de agua potable en el mundo es constante desde hace millones de años y en los últimos 200 nos hemos dedicado, concienzudamente, a contaminarla. Hay una gran parte de la población mundial que no tiene acceso a agua potable y probablemente las guerras del futuro serán para controlar el líquido vital.
Desde el punto de vista económico, la revista aporta diversas consideraciones, de las que subrayo el coste del m3 que tiene en las principales ciudades del mundo. Es interesante observar que en España el coste del agua en Madrid es de 1,20€, en ciudades en las que, en principio dada su situación geográfica, debería ser más económica como Copenhague (6,62€), Glasgow (4,82€) o Berlín (4,87€), el agua incorpora los costes de purificación y tratamiento para motivar un uso racional. Mientras que países con menos recursos hídricos o con graves deficiencias sanitarias como Riyadh (0,02€), Karachi (0,02€), o Nueva Delhi (0,06€) son sorprendentemente bajos. El otro estudio interesante es el que despliega en un gran atlas y que muestra el consumo necesario de agua para generar ciertos recursos, por ejemplo para criar una cabeza de ganado son necesarios 3.091.000 litros de agua durante la vida del animal o los 11.535 litros necesarios para elaborar un kilo de embutido o los 11.000 litros para producir un pantalón vaquero.
Uno de los cambios de mentalidad más importantes que deberemos afrontar para ser más sostenibles será el del uso responsable de los recursos más vitales y el de, probablemente, hacernos vegetarianos.

lunes, 22 de marzo de 2010

La primavera la bolsa altera

Es de suponer que las tradiciones lo son por su empeño en cumplirse de forma periódica. En bolsa, una de las más conocidas es que San José, la primavera o las fallas, tanto da, son bajistas. Los mercados sufren de cierta astenia primaveral y el cambio climático hace de comparsa para favorecer los biorritmos más negativos. Los anglosajones le dan un poco más de tiempo al ciclo y dicen aquello de "sell in may and go away", nosotros al tener un clima más suave lo debemos acelerar. Lo normal, desde siempre, ha sido realizar las compras en diciembre y vender antes de semana santa. Este año no ha sido demasiado positivo el primer trimestre puesto que está cerrando en negativo y muchos eran los que pensaban que podría tener algo más de tirón, pero está visto que no, que lo tradicional impera y no caben otras alegrías. Tampoco ayudan los griegos, la verdad. El 11.000 se ha atragantado al Ibex, esperaremos que lo digiera un poco mejor y nos dé para cerrar el semestre con un poco de dignidad.

jueves, 18 de marzo de 2010

Cry Hellas cry

Is this the last goodbye?
Sparta is calling us
Victorious with my shield
Or dead upon it
I will return to my land
Thanatos is my fate
Oh cry hellas cry
Your king has gone to die

Los vientos de los Credit Deafault Swaps (CDS) vuelven a soplar indómitos. La falta de voluntad alemana para facilitar una salida a la economía griega la ha puesto en el disparadero otra vez.
En estos momentos Grecia tiene un verdadero problema, convencer a los mercados que puede reducir su déficit del 12% al 3% exigido para cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.
Para acceder al euro los países aspirantes debían cumplir una serie de exigencias:
Una vez admitido dentro de la unión Económica y Monetaria y haber adoptado el euro como moneda, el país incorporado debe mantener el respeto a los criterios, si no lo hace, el Pacto de Estabilidad, prevé una serie de medidas tras las comprobaciones pertinentes del Comité Económico y Financiero y la Comisión para que el Consejo adopté las medidas adecuadas. Se prevé que los países puedan incumplir el precepto del déficit cuando concurran circunstancias excepcionales, como las actuales. Bueno, como las actuales no, puesto que no era previsible que la economía mundial sufriera un shock como el que vivimos y tampoco que los países miembros falsearan sus cuentas públicas. El Pacto prevé para evitar situaciones continuadas de déficit entre los miembros la imposición de sanciones.
Como podemos intuir, en la situación actual, las medidas previstas acentuarían la dimensión del problema en vez de corregirlo. En el Pacto no está contemplada la "expulsión de un país".
Las últimas voces apuestan por la creación de dos euros, el A y el B. El B valdría entre un 25 - 30% menos que el A. Los países con problemas de déficit pasarían a tener el euro B, el resto mantendría su moneda. Para la población de esos países con el euro B el efecto sería nulo, en vez de tener en sus cuentas "euros A" tendría "euros B", los billetes podrían ser exactamente los mismos, lo único es que para comprar productos fabricados fuera de su país tendría que desembolsar un 25 o un 30% más que comprando productos autóctonos, habríamos "intradevaluado", habríamos ganado en competitividad, exportaríamos - creceríamos - pagaríamos impuestos - reduciríamos déficit. El efecto negativo sería un endeudamiento externo mayor, un 30% superior, aunque cabe decir que es preferible deber más con una economía en recuperación que deber lo mismo sin esperanzas de crecimiento, también se vería afectada la economía por un aumento en los tipos de interés puesto que el riesgo de estos países sería superior. Una vez reconducido el déficit al nivel del Pacto de Estabilidad, estos países expulsados podrían volver.
Como idea puede ser interesante desarrollarla, pero intuyo más problemas de los que en apariencia tiene.

martes, 16 de marzo de 2010

Déjà vu

"En octubre de 1929 el presidente Hoover decía que:
"Mi propia experiencia .... ha sido que las palabras no son de gran importancia en tiempos de trastornos económicos". En diciembre de ese mismo año dijo al Congreso que las medidas tomadas por él, básicamente las conferencias improductivas celebradas en la Casa Blanca, habían "restablecido la confianza". En marzo de 1930, haciéndose eco de un chorro de pronósticos optimistas de sus subordinados, el Sr. Hoover dijo también que los peores efectos del crac sobre el mercado de trabajo se enjugarían en sesenta días. En mayo el presidente se reafirmó en la convicción de que "... hemos pasado lo peor y si continuamos aunando estrechamente nuestros esfuerzos pronto nos recuperaremos" Hacia finales de mes anunció que la actividad económica se normalizaría en otoño.
Pero, seguramente, fue Simeon D. Fess quien pronunció las últimas palabras sobre la política de restablecimiento de la confianza. Fess era el presidente del Comité Nacional Republicano:
"Altas personalidades de los círculos republicanos comienzan a creer que se está organizando una esfuerzo concertado para utilizar el mercado de valores como un instrumento de descrédito de la Administración. Siempre que algún funcionario de la Administración hace pública una declaración optimista sobre la situación económica, el mercado retrocede inmediatamente".
Estaba viendo esta campaña de "esto solo lo arreglamos entre todos" y, no sé porqué, pero me acordé de como se gestionó el crack del 29 y sentí una sensación "rara" en el estómago. El texto que he incorporado en las líneas superiores corresponde al libro sobre el crack del 29 que escribió John K. Galbraith en 1965 y, tras releerlo, me ha dado miedo.

lunes, 15 de marzo de 2010

Eléctricas

La reciente gran nevada en Catalunya ha dejado como herencia un impresionante malestar sobre políticos y compañías eléctricas. ¿Cómo podemos asignar adecuadamente las responsabilidades de lo sucedido? ¿Quién es, en última instancia, el culpable de que durante más de seis días una población de más de 200.000 personas haya estado sin luz eléctrica? Nuestro Estado, en línea con los otros países de nuestro entorno, ha ido progresivamente dejando en manos del mercado la regulación de la oferta y la demanda de bienes y servicios, que en otros tiempos eran considerados básicos y de primera necesidad. En estos días se han oído voces reclamando la "nacionalización" de la industria eléctrica. Ante todo dudar que una gestión pública mejorase la actuación de las empresas privadas en una situación tan extrema como la vivida, aunque sea del todo comprensible que busquemos responsables hasta debajo de las piedras para cargar con todo lo que ha pasado.
Hay que entender que las empresas y en este caso las eléctricas, monten las infraestructuras necesarias para proveer de su producto en función de unos márgenes racionales de probabilidad; hay sucesos que no se pueden prever y si se quieren prever, son excesivamente costosos para una probabilidad tan pequeña de que sucedan. Lo que hay que tener previsto es que, si suceden, existan protocolos de actuación, que las autoridades los supervisen y vean su razonabilidad. Nadie espera que una catástrofe de esta magnitud se solucione por arte de magia, pero sí que se articulen los mecanismos necesarios para solucionar los antes posible el incidente y tener a la gente informada de lo que sucede y de los esfuerzos que se están utilizando para realizarlo. Los políticos no tienen la culpa de lo sucedido ni las eléctricas tampoco, pero si que son ambos responsables de gestionar, cada uno en su ámbito, que la solución sea eficiente y efectiva. De lo que sí son responsables los políticos es de su visión a corto plazo y de no prever las consecuencias de ciertas medidas "populistas" como no facilitar el desarrollo de la MAT.